El último adiós a Jorge Oñate, así fue su despedida

El Ruiseñor del Cesar, deja un enorme legado musical, que perdurará en el tiempo.


#Artistas|  Se apagó la voz de ‘El Jilguero de América’, Jorge Oñate, hoy sus familiares, amigos y seguidores lo despidieron en el cementerio Central de La Paz, municipio del Cesar que lo vio nacer.

Uno de los más grandes exponentes que ha dado la música vallenata, fue acompañado hasta su última morada entre cánticos, aplausos, música llantos y pañuelos blancos que se ondeaban, bajo un inclemente sol.

‘El Ruiseñor del Cesar’ como también era llamado, murió el pasado 28 de febrero a los 71 años de edad en Medellín, tras graves afectaciones generadas por las secuelas de la covid-19. Fueron 41 días de angustia e incertidumbre para sus seres más cercanos, colegas  y seguidores, quienes estuvieron siempre al pendiente de la salud del maestro.

Lea también  Netflix subirá sus precios en Colombia

Este colosal artista junto al conjunto de los Hermanos López, dividió el vallenato en dos al darle mayor protagonismo al cantante. El género se reescribió. Antes de 1969, el referente era el acordeonero, quien además de ejecutar el instrumento de viento también cantaba, pero con su carisma y versatilidad Oñate logró que naciera la figura del cantante en el vallenato, sentando así un gran precedente.

El cuerpo sin vida de Jorge Antonio Oñate González recibió un homenaje póstumo en Valledupar una vez llegó de Medellín, luego fue llevado a su natal La Paz este 1 de marzo, donde lo esperaron 2 mil personas en la Plaza Central Olaya Herrera para un segundo tributo.

El Ruiseñor del Cesar, deja un enorme legado musical, temas como ‘Mujer marchita’, ‘No comprendí tu amor’, ‘El más fuerte’, ‘Nido de amor’, ‘El Cariño de mi pueblo’ y ‘Te dedico mis triunfos’ entre otros, permanecerán vivos a través del tiempo. Paz en su tumba maestro.



Join the Conversation

Join the Conversation