El cantante R. Kelly se enfrenta a cadena perpetua

Fue acusado por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York.


#Noticias| El estadounidense R. Kelly, fue declarado culpable de cargos de extorsión, crimen organizado y tráfico sexual. Las mujeres lo describieron como un individuo controlador, enojado, violador y violento, y revelaron que les pedía que lo llamaran ‘papi’.

Conocido por su éxito «»I Believe I Can Fly», el cantante de R&B de la década de los 90, se habría aprovechado de su condición de superestrella para llevar a cabo una trama de abusos sexuales a mujeres, niñas y niños durante dos décadas.

R. Kelly, cuyo nombre es Robert Sylvester Kelly, se enfrenta a cadena perpetua, aunque la sentencia definitiva se conocerá el próximo 4 de mayo.

El cantante fue acusado por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, por la Fiscal, Jacquelyn Kasulis la cual expresó «El veredicto de culpabilidad de hoy marca para siempre a R. Kelly como un depredador que utilizó su fama y su fortuna para aprovecharse de los jóvenes, los vulnerables y los sin voz para su propia gratificación sexual. Un depredador que utilizó su círculo íntimo para atrapar a niñas menores de edad y a hombres y mujeres jóvenes durante décadas en una sórdida red de abusos sexuales, explotación y humillación.»

Lea también  Polémica: Donald Trump Jr vende camisetas burlándose de Alec Baldwin

El tribunal también escuchó cómo Kelly había obtenido ilegalmente los papeles para casarse con la cantante de 15 años Aaliyah, que murió en un accidente de avión en 2001. Al menos dos antiguos colaboradores se han declarado culpables en casos separados relacionados con intentos de silenciar a los acusadores de Kelly.

En el juicio neoyorquino, la acusación interrogó durante cuatro semanas al menos 10 mujeres que dijeron haber sido objeto de abusos de Robert, de 54 años, y a decenas de testigos más que detallaron un continuo patrón de abusos.

Las mujeres describieron sobre el estrado a una carismática celebridad que frecuentemente escogía a jóvenes víctimas que asistían a sus conciertos, a quienes a veces asaltaba sexualmente entre bambalinas minutos después del evento.

La primera testigo, Jerhonda Johnson Pace, le informó al jurado que R. Kelly sabía que ella era menor de edad en 2009 cuando tuvieron relaciones sexuales en Chicago, Estados Unidos, donde la edad legal de consentimiento es 17.

La segunda testigo, identificada en la acusación contra Kelly con el nombre de Jane Doe No 5, declaró que el cantante abusó de ella repetidamente a lo largo de una relación de cinco años, que comenzó en 2015, cuando ella tenía 17 y aspiraba a ser cantante.

La mujer identificada con el nombre de Faith, testificó que Kelly la había contagiado con herpes, y una tercera mujer identificada con el seudónimo de Kate afirmó que Kelly le dio un arreglo de US$200.000 después de que le pegó el virus.

Mediante el interrogatorio destaparon que R. Kelly utilizaba a toda una red de empleados para ayudarle en sus esfuerzos de captar a jóvenes chicas, aislarlas e intimidarlas. La abogada Gloria Allred, representante de varias de las víctimas, aseguró que Kelly es el ‘peor depredador sexual’ que ha visto durante su larga carrera profesional.

El artista decidió no testificar durante el proceso judicial, en el que sus abogados intentaron desacreditar las alegaciones de abuso sexual a través de varios de sus antiguos empleados, que aseguraron no haber visto nunca esos comportamientos y que llegaron a calificarlo de «caballeroso».



Join the Conversation

Join the Conversation