www.radio.larazon.co

Carlos Vidal Díaz, el niño cordobés con mucho sentimiento vallenato

A sus 7 años es toda una celebridad en las redes sociales, luego de grabar su primer sencillo "Desde mi inocencia", canción de Harold Lengua, cuyo video lleva más de 4 millones de reproducciones en Facebook.


Redacción. Cuentan quienes lo conocen que “Carlitos” aprendió a cantar vallenato a los 4 años, cuando escuchaba clásicos de este género por la radio y la televisión, de hecho, su primera interpretación ante un público fue con la canción “La creciente” de Rafael Orozco, donde hizo una presentación en su colegio y se ganó el cariño de estudiantes, y profesores, quienes empezaron a motivarlo para que siguiera el camino de la música.

Colombia entera pudo conocerle hace unos meses atrás, luego de haber sido grabado de manera aficionada cantando el tema de su mánager Harold Lengua, en versión guitarra, una canción que puso a llorar a más de uno al ver la pasión con la que Carlos cantaba dicha melodía.

Según su mamá, Luceliz Díaz “Él todavía es un niño muy inocente. Cuando va a los festivales se pone a jugar con el balón como si nada, y cuando ya lo llaman y es el turno de su presentación, sale corriendo y se sube como si nada a la tarima y canta de esa manera”.

Una vez que toma el micrófono, su voz se dedica a transmitir sentimiento, el acople idóneo de una acordeón o una guitarra junto con su interpretación, hacen de Carlos Vidal uno de los niños más talentosos de todo el departamento a la hora de cantar vallenato, siempre al lado de su hermano gemelo Camilo.

Carlos es un niño de pocas palabras, desde su inocencia, no alcanza a entender el gran impacto que ha generado su música en las redes sociales, tanto así que en su municipio,  Montelíbano, fue nombrado “Personaje del año” por el alcalde de dicha localidad.

A su corta edad ya ha compartido tarima con grandes artistas del género como es el caso de  Rolando Ochoa y Jean Carlos Centeno, este último les hizo un obsequio a los gemelos Vidal Díaz, donde les dio una llave simbólica que cargaba consigo, para que los niños recordaran que no estaban solos y no dejaran de luchar por sus sueños.

De momento, “Carlitos” sigue viviendo en el municipio de Montelíbano, junto con su padre Carlos Vidal, su mamá “Lucy” y su hermano Camilo. Y se prepara para grabar un par de canciones más, una de ellas obsequiada por el acordeoner Rolando Ochoa.

¿Qué opinas del talento de Carlos Vidal Díaz?



¿Qué opinas de esto?