Zona rural de Montería ya sufre los embates de las inundaciones

Ante esta difícil situación, los habitantes de Guasimal y Las Palomas están solicitando ayuda urgente.
1 semana atrás

Decenas de familias en las zonas de Guasimal y Las Palomas, ubicadas a orillas del río Sinú en Montería, Córdoba, se vieron afectadas por la creciente del afluente, que ha inundado sus viviendas y cultivos. La situación ha generado pérdidas significativas para los residentes de estas comunidades, quienes han visto afectados sus cultivos de plátano, yuca y ñame, entre otros.

Ante esta difícil situación, los habitantes de Guasimal y Las Palomas están solicitando ayuda urgente a la administración municipal y departamental para hacer frente a la emergencia y tratar de salvar lo poco que les queda. Año tras año, con la llegada de las fuertes lluvias y las crecientes que descienden desde el alto Sinú, estas familias se ven afectadas por las inundaciones, lo que genera graves consecuencias para su sustento y calidad de vida.

Puedes leer:  Estudiantes de la Unicórdoba bloquean vía Montería-Cereté por tercer día consecutivo

La comunidad también está acudiendo a la solidaridad de los monterianos para obtener apoyo en medio de esta crisis. Una líder comunal de la zona ha facilitado su número de contacto, 3015290250, para que aquellos que deseen brindar ayuda o aportar a las familias afectadas puedan comunicarse directamente con ella.

Es importante destacar que esta situación no es nueva para los habitantes de estas zonas ribereñas, quienes han enfrentado este tipo de emergencias en años anteriores. Sin embargo, la magnitud de las inundaciones y las pérdidas generadas en esta ocasión han llevado a la comunidad a buscar un mayor apoyo por parte de las autoridades y la ciudadanía en general.

Puedes leer:  Prosperidad Social inicia pago extraordinario de Devolución de IVA por giros no cobrados de 2023

Las administraciones municipal y departamental deberán tomar medidas urgentes para atender las necesidades de estas familias afectadas, brindando asistencia humanitaria, evaluando los daños y diseñando estrategias para mitigar el impacto de futuras crecientes del río Sinú.