Urrá está a 1.72 metros de alcanzar su cota de rebose

El presidente de Urrá, fue enfático en decir que el embalse no ha rebosado en ningún momento.


El presidente de la central hidroeléctrica Urrá, Alfredo Solano Berrío, anunció que debido a las lluvias de los últimos días más el agua que hay almacenada en el embalse, se empezaron a reducir los espacios de amortiguamiento de la presa ante nuevas crecientes del río Sinú en su parte alta.

Solano, manifestó que hay excesos de agua en el embalse, lo que significa que a la represa le quedan escasos un metro con setenta y dos centímetros de rebose. “Anoche tuvimos crecientes por encima de los mil metros cúbicos y en este momento están entrando al embalse 700 metros cúbicos por segundo. Eso es como si toda el agua del río Sinú que hoy pasa por Montería, entrara al embalse”, agregó.

Lea también  Estudio revela que el 40% de los cordobeses habría contraído COVID-19

Para el presidente de Urrá, la complicada situación obliga a que a partir de este miércoles 2 de agosto, la Central Hidroeléctrica empiece a operar con cuatro turbinas, con el fin de tener mayor capacidad de maniobra y descargar mayores volúmenes de agua, lo que producirá aumento en los niveles actuales del Sinú en su cuenca media y baja.

Sin embargo, Solano fue enfático en decir que el embalse no ha rebosado en ningún momento, “estamos tratando de que no pase, pero todo depende de la voluntad de Dios. La situación del invierno en todo el país hay embalses en varias ciudades como el de Sogamoso que se encuentran al cien por ciento y otros que ya han rebosado”, explicó.

Lea también  En febrero estará en funcionamiento el acueducto de San Anterito


Join the Conversation

Join the Conversation

2 comments

  1. Edgardo Torralvo

    Bueno como hay personas que hacer llover, creo que sea posible que tambien puedan reducir las lluvias. Mas informacion comunicandose al E.mail edgardo@torralvo.com

  2. Carlos V.Ayazo

    El cambio climático cada ves más de frente ante los q niegan su validez como un hecho muy presente en nuestras vidas impotentes ante su poder