Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

“No sabemos cuánto más podamos aguantar”: Representantes de Clínicas en Montería

Montería. Gerentes de clínicas en Montería denunciaron en la tarde de este lunes, la falta de control y seguimiento por parte del Gobierno Nacional a las deudas que con el sector salud tienen las EPS del régimen contributivo y subsidiado. Sin incluir hospitales y clínicas...


Montería. Gerentes de clínicas en Montería denunciaron en la tarde de este lunes, la falta de control y seguimiento por parte del Gobierno Nacional a las deudas que con el sector salud tienen las EPS del régimen contributivo y subsidiado.

Sin incluir hospitales y clínicas de otros municipios, la cartera de las EPS para con las clínicas privada asentadas solo en Montería, alcanza casi los 300 mil millones de pesos.
Muchas de esas deudas tienen más de dos años y las de IPS en liquidación hasta seis años de mora, como el caso de Humana Vivir.

Ramón-Jaller,-Gerente-Clíni
Ramón Jaller, Gerente Clínica Del Río

Ramón Jaller, Representante de la Fundación Clínica del Río, aseguró que la Institución que dirige hace ingentes esfuerzos para seguir operando, cancelarles a proveedores y empleados, aun cuando las EPS no cumplen con el giro de los dineros.

Dice que el no pago es un problema generalizado, pero las EPS estatales como Caprecom son las “que más adeudan y las que menos soluciones aportan a la crisis”.

La dilación en recepción de facturas, glosas y de las oportunidades de pago, son las maniobras que emplean las EPS para dilatar el pago de los dineros que adeudan por la prestación de los servicios de salud a sus afiliados.

“Hay una resolución del Ministerio de Salud, que dice que ellos tienen que cancelar el 50% de las facturas una vez radicada y el resto una vez se realice la glosa, eso no se está cumpliendo; nosotros tenemos 250 empleados y debemos responderles a ellos y sus familias”, sostuvo.

IMG_6159
Diana Paola Zakzuk, gerente de la Clínica Zayma

A su turno, Diana Paola Zakzuk, gerente de la Clínica Zayma, sostuvo que el Estado no debe permitir que las clínicas se quiebren “cuando en Montería hacen falta 700 camas diarias para la adecuada prestación de los servicios de salud”.

La funcionaria dijo que espera que esta crisis no los obligue en un futuro próximo a estar pensando en recortes de personas, despidos y cierre de servicios.

Por su parte, José Carlos Hadad, gerente de la Clínica Central, cuestionó que el Gobierno y los entes de control no ejerzan ningún tipo de presión sobre las EPS para que paguen lo que deben.

“A nosotros como IPS sí nos regulan y auditan, pero a las EPS no las obligan a pagar, la cartera que está inmanejable, y quizás en uno o dos meses vamos a tener que cerrar especialidades y la crisis se acentuará”, advirtió.



¿Qué opinas de esto?