Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Así extorsionan a los docentes en Córdoba, urgen a autoridades tomar medidas

Con mensajes de texto, llamadas y sin hacer una amenaza directa, intimidan a los docentes en este departamento.


Montería. Una nueva modalidad de extorsión se abre paso en el departamento de Córdoba y sus víctimas predilectas son los docentes, sobre todo aquellos que laboran en poblaciones rurales. A través de mensajes de texto y llamadas, un hombre de acento paisa que se identifica como ‘Carlos Mario’, supuesto comandante de una estructura armada les extienden una invitación que los maestros no deben rechazar.

Se trata de una supuesta reunión a la que son citados los docentes, para entregarles un código de movilidad con el cual los educadores podrán transitar libremente por la región, sin temer caer en los ‘retenes’ que advierte el interlocutor, harán en las entradas y salidas de las poblaciones.

“Vamos a iniciar una limpieza social y queremos suministrarle a usted un comunicado de alerta. Ya a usted le hemos hecho seguimiento y sabemos que es una persona honesta, trabajadora que no tiene problemas con nadie”, dice la voz al otro lado de la línea, que sin hacer una amenaza directa, genera cierto temor por su énfasis en el discurso.

Acto seguido, el extorsionista le indica al docente que requieren de él una poyo económico para continuar con su lucha armada, “necesitamos comprar 30 celulares de esos flechas de a $100 mil pesos, de los que agarran señal”, advierte el interlocutor al extorsionado.

Agrega: “Son solo $3 millones de pesos pero no compre los equipos a su nombre porque puede tener líos, entréguelos a nuestro proveedor o póngalo en forma de giro”, advierte el extorsionista, al enfatizarle al educador que ‘colabore para no tener problemas con la organización’.

Los casos más recientes han sido denunciados en los municipios del medio Sinú y zona rural de Montería. La Policía y el Gaula ya están al frente de la respectiva investigación para determinar si estas llamadas corresponden a una amenaza fehaciente o es extorsión carcelaria.

Los docentes dicen estar preocupados pues aunque en las llamadas extorsivas los delincuentes no hacen amenaza directa al educador, sí intimidan al precisar que al no colaborar con la exigencia económica nos les garantizan su seguridad y en caso de acudir a las autoridades para informarle lo ocurrido serán declarados objetivo militar.



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?