www.radio.larazon.co

Icfes niega resultados de prueba de Estado a estudiante con síndrome de Asperger

Los familiares del joven manifiestan no tener respuestas por parte del ICFES, ni de ninguna autoridad.


Por: Luz Hernández.

Montería. El joven estudiante Juan Diego Pineda Madera, de 16 años, quien presenta una condición del espectro autista denominada Síndrome de Asperger, que se le manifiesta en dificultades de socialización más no en sus capacidades cognitivas, no podrá ingresar a la universidad para estudiar Ingeniería en Diseño de Entretenimiento Digital, por cuanto el ICFES no le ha entregado el puntaje ni el certificado que acredita el haber presentado la prueba Saber 11.

De acuerdo a la citación, y el número de Registro N° AC201720058909, el estudiante presentó la prueba el pasado 27 de agosto, en el Bloque 4, Salón 202 de la Universidad del Sinú Elías Bechara Zainúm, de Montería.

La mamá del estudiante, Carmen Madera, hizo la solicitud del puntaje y el certificado ante el ICFES, quien en respuesta fechada el 18 de octubre, confirmó que “al joven se le brindó las garantías necesarias de acuerdo con el reporte realizado por el plantel, para las personas con discapacidad y debido al carácter masivo que tienen las pruebas estandarizadas”.

Sin embargo, en su página oficial el Icfes informa que Juan Diego “asistió únicamente a la primera sesión del examen, por esta razón no tiene resultados”, lo cual fue desmentido por la mamá de Juan Diego quien confirma que lo acompañó a las dos sesiones.

El caso es que, según la misma carta de respuesta a la madre del estudiante, el ICFES responsabiliza al Instituto Windsor Royal School, que “registró exitosamente al estudiante Juan Diego Pineda Madera, al Examen en mención”.

Asimismo, “dicha Institución, reportó dos tipos de discapacidades, para el alumno, las cuales fueron: Síndrome de Down y Autismo”; pero la madre de Juan Diego niega que su hijo presente cualquier tipo de discapacidad cognitiva, “por cuanto dentro del Espectro Autista no es considerado como discapacidad”.

Lo aseverado por la señora Carmen Madera es confirmado por Cristian Raillo Pitalúa, terapeuta de personas con autismo y especialista en Audición y Lenguaje de la Universidad de Granada, quien explica que “el diagnóstico de síndrome de asperger excluye la discapacidad cognitiva para poder ser presentado como tal, así como el hecho de que deben ser personas verbales. No puede coexistir un diagnóstico de síndrome de asperger con dificultades a nivel de expresión verbal”.

Frente a toda esta situación Juan Diego pierde la oportunidad de realizar la prueba Saber 11 que está diseñada para cualquier estudiante que no presente una condición de tipo cognitivo. Él se ha destacado por ser un excelente estudiante en el Instituto Windsor Royal School, donde en las pruebas de simulacro obtuvo un puntaje excelente.

La mamá de Juan Diego explica que todo esto es sin duda un eslabón que se agrega a todo el drama de la vida de su hijo, quien ha padecido depresión, fue víctima de matoneo durante muchos años y estuvo al borde del suicidio, y ahora de una sociedad no es consciente de la importancia de la inclusión.

Sin respuesta

En medio del drama y la incertidumbre en que se encuentra Juan Diego Pineda Madera y su mamá Carmen Madera, el Icfes, el Instituto Windsor Royal School, el Ministerio de Educación Nacional, la Secretaría de Educación Municipal y la Procuraduría Seccional, no ofrecen solución al problema y por el contrario se escudan en explicaciones de unos contra otros.

La señora Carmen Madera explica que “El colegio dice que el Icfes se equivocó y es quien debe responderme, entonces empieza mi proceso de enviar cartas y de ir a todas partes, en fin todos se echan las culpas los unos a los otros, el ministerio de Educación me responde que ellos no tienen nada que ver y que es el Icfes quien debe resolver, entonces nadie responde”.

Carmen Madera aspira que a su hijo no se le siga vulnerando el derecho a la educación y que el Icfes responda por los resultados de las pruebas para que pueda ingresar a la universidad a estudiar su carrera de Ingeniería en Diseño de Entretenimiento Digital, como lo que es: un joven estudiante sin discapacidad cognitiva.

Nota: Al cierre de esta edición el hecho se había vuelto viral en las redes sociales, lo cual obligó al Instituto Windsor Royal School y a la Secretaría de Educación buscar desesperadamente una solución al problema.



¿Qué opinas de esto?