Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hay serios retrasos en programa de sustitución de cultivos de uso ilícito en Córdoba: ONG

Asesinatos y amenazas contra campesinos y líderes firmantes de acuerdos colectivos he generado que el proceso se estanque.


Montería. A un año y medio de implementación del acuerdo los campesinos del sur de Córdoba ya deberían registrar avances de entre un 30 o 40% en la erradicación manual voluntaria y concertada de cultivos de uso ilícito, pero la realidad es otra y a la fecha los avances son nulos denunció la ONG Cordobexia.

Andrés Chica Durango, miembro de la Fundación que hace parte del componente de verificación de los acuerdos de paz en Córdoba, advirtió los serios y videntes retrasos en el proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito en zonas del sur de Córdoba y Bajo Cauca.

“Asegura que al campesino que actualmente se le ha hecho un solo pago, hoy en día está cultivando coca y viviendo de lo que produce este cultivo ilegal”, a esto se suma los asesinatos e intimidaciones contra los campesinos y líderes firmantes de los acuerdos colectivos de sustitución voluntaria.

“Para nadie es un secreto que en el Nudo del Paramillo para el caso del Bajo Cauca y sur de Córdoba la hoja de coca es el pan y la comida de los campesinos, pues no tienen otra forma de ejercer el desarrollo comunitario y económico”, señaló Chica Durango.

Fuentes menos optimistas aseguran que en el sur de Córdoba hay más de 2.600 hectáreas de hojas de coca sembradas, situación que ha vuelto esta región atractiva para grupos armados ilegales en disputa por el control territorial.

Estas declaraciones de la fundación Cordobexia coinciden con las recientemente entregadas por el alcalde de Tierralta Fabio Otero, el cual calificó como un fracaso rotundo el proceso de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos y su municipio.

► Andrés Chica Durango, director de la Fundación Cordobexia.



¿Qué opinas de esto?