Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

‘Hay desinformación, en ningún caso se pondrá en riesgo la especie’: Bióloga

Habló la bióloga que por 20 años trabajó en programa de conservación del caimán de aguja en Córdoba.


Montería. La bióloga Clara Lucía Sierra Díaz, quien, desde hace 20 años junto a las comunidades de antiguos cazadores, adelanta el exitoso programa de conservación del caimán de aguja en el departamento de Córdoba, en diálogo con LARAZON.CO despejó dudas ante la polémica nacional despertada por el levantamiento de la veda para comercializar la piel de esta especie.

De entrada, la bióloga aclaró que la suspensión de la prohibición solamente aplica para el departamento de Córdoba y en las comunidades donde se llevó a cabo el programa de conservación del caimán de aguja, ejemplo mundial en recuperación de la especie. En el resto del mundo y del país continúa prohibida su caza.

Se trata de un aprovechamiento sustentable del recurso tras lograr equilibrar la población de caimán aguja. La verificación realizada por expertos científicos internacionales evidencia una recuperación de la población del 250%, lo cual permitió levantar la veda parcialmente.

Solamente los excedentes de la población serán aprovechados por la comunidad teniendo como guía las cuotas de aprovechamiento anuales a determinar por la Corporación Ambiental de los Valles del Sinú y San Jorge CVS y el Ministerio de Ambiente; en ningún caso se pondrá en riesgo a la población silvestre, enfatizó.

Se proyecta que sólo el 5% del total de la existencia irá a aprovechamiento, con la salvedad de que serán animales criados en medios cerrados y nunca se permitirá la caza de animales silvestres. “Se incubarán los huevos, se criarán los animales, el 5% de la cría va a aprovechamiento y el resto se devuelve al medio”.

Dejó claro que se trata de un ejercicio serio, con soporte científico y ambiental, donde no se está poniendo en riesgo la estabilidad de la especie y en el cual hay 20 años de trabajo de conservación con comunidades, que pasaron de ser cazadores a conservacionistas.

Ministerio de Ambiente, Corporación Ambiental y comunidad científica internacional, estarán al tanto monitoreando el proceso de aprovechamiento desde el crecimiento del caimán de aguja hasta la llegada a las áreas comerciales.

► Clara Lucía Sierra Díaz, bióloga del programa de Conservación del Caimán Aguja. 

 



¿Qué opinas de esto?