Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

‘Hallamos el San Jerónimo mucho peor que cuando fue intervenido en 2015’: Supersalud

Las deudas del San Jerónimo se incrementaron en un 19% hasta el corte del primer semestre del año pasado.


Montería. El panorama por crisis asistencial, administrativa y financiera del hospital San Jerónimo de Montería es peor al hallado en la primera intervención realizada por la Supersalud en el 2015, reveló la Superintendente Delegada para Medidas Especiales, Edna Paola Najar.

De acuerdo con la funcionaria, el hospital San Jerónimo batió récord en el grado de deterioro que en tan poco tiempo llegó a tener desde el año 2015, cuando la Supersalud lo intervino forzosamente para administrarlo.

En esta oportunidad se pudo evidenciar que el hospital no hizo mantenimiento de los equipos biomédicos, generando riesgo para los pacientes tampoco se estaba efectuando seguimiento y control de infecciones.

Adicionalmente, la Superintendencia identificó en diferentes servicios del centro asistencial, medicamentos y dispositivos médicos vencidos, poniendo en riesgo la vida de los usuarios.

Fallas en cuanto al aislamiento de pacientes con enfermedades infecciosas, poca señalización y mala disposición de residuos sólidos y hospitalarios, fueron otras de las irregularidades detectadas.

En el ámbito financiero, el déficit presupuestal del hospital San Jerónimo a septiembre del año 2018 era de un 36%, aumentando el riesgo financiero de la entidad.

Las deudas del San Jerónimo se incrementaron en un 19% hasta el corte del primer semestre del año pasado, con pasivos que ascenderían a más de 55.978 millones de pesos, frente a los $47.026 millones con los que cerró el 2017.

Los retos del agente interventor

La Superintendente delegada advirtió que el gerente interventor asignado tiene retos importantes entre ellos, develar cuál es la realidad total del hospital en todos sus componentes y estabilizar los servicios.

También deberá mejorar las condiciones de contratación del personal que necesita el hospital para la prestación con calidad de los servicios de salud.

De igual forma deberá adoptar decisiones inmediatas para estabilizar la operación y garantizar la sostenibilidad del hospital.

Finalmente, la Superintendente Delegada señaló que este trabajo requerirá del concurso de los órganos de control, la academia y las autoridades departamentales.

►Edna Paola Nájar, Superintendente delegada para medidas especiales. 



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?