Estos son los delitos por los que investigan al senador Martín Morales

El congresista cordobés perteneciente al Partido de La U, capturado en horas de la tarde de este miércoles en Bogotá deberá responder por los delitos de concierto para delinquir, por presuntos vínculos con estructuras paramilitares, tentativa de homicidio y tráfico de estupefacientes. La orden de captura emanada desde la Corte Suprema de Justicia, se deriva de las acusaciones que en contra del senador hicieron un grupo de paramilitares que no se acogieron a la Ley de Justicia y Paz. En...


El congresista cordobés perteneciente al Partido de La U, capturado en horas de la tarde de este miércoles en Bogotá deberá responder por los delitos de concierto para delinquir, por presuntos vínculos con estructuras paramilitares, tentativa de homicidio y tráfico de estupefacientes.

La orden de captura emanada desde la Corte Suprema de Justicia, se deriva de las acusaciones que en contra del senador hicieron un grupo de paramilitares que no se acogieron a la Ley de Justicia y Paz.

En los señalamientos, a Morales Diz lo vinculan con el Bloque Córdoba de las Autodefensas e incluso con el Clan Úsuga, según lo reseña el diario El Espectador.

Lea también  Se lanzó campaña preventiva “Por una Navidad segura para la niñez y la infancia”

De acuerdo con la Fiscalía, los vínculos del detenido político cordobés con el paramilitarismo, datan desde el año 2006, pero luego del proceso de desmovilización, los supuestos nexos continuaron, pero con el Clan Úsuga, considerado una estructura del crimen organizado al servicio del narcotráfico.

La Fiscalía también hace graves acusaciones entorno a un posible beneficio lucrativo de dinero proveniente de actividades asociadas al narcotráfico, y al apoyo que habría recibido el senador Morales de dichos grupos en su ascenso al Senado de la República.

De igual forma, desde la misma Fiscalía, revelaron que otra de las investigaciones contra Morales Diz, trata de determinar si hubo o no participación en el homicidio de exalcalde de San Antero, Wílmer Pérez Padilla, asesinado en 2009.

Lea también  Córdoba reporta 91 nuevos contagios de COVID-19 y dos muertes

Cabe recordar que el asesinado mandatario estuvo detenido por parapolítica y al momento de su muerte, tenía varias investigaciones por presuntas irregularidades administrativas cometidas entre los años 2001 y 2005, cuando fungió como alcalde del municipio costero.



Join the Conversation

Join the Conversation