Esposos hallados muertos en vivienda del Barrio Risaralda, tenían heridas de bala

Montería. El comandante de la Policía Metropolitana, Coronel Jesús Díaz, descartó que el hecho se trate de un suicidio, pues según el oficial, en la inspección técnica de los cadáveres se pudo descubrir que ambos tenían heridas de bala y otras causadas al parecer con un arma corto punzante. La manera en la que los cuerpos fueron hallados al interior de la vivienda, hace muy poco probable que se trate de un suicidio, y fortalece la hipótesis de que se...


Montería. El comandante de la Policía Metropolitana, Coronel Jesús Díaz, descartó que el hecho se trate de un suicidio, pues según el oficial, en la inspección técnica de los cadáveres se pudo descubrir que ambos tenían heridas de bala y otras causadas al parecer con un arma corto punzante.

La manera en la que los cuerpos fueron hallados al interior de la vivienda, hace muy poco probable que se trate de un suicidio, y fortalece la hipótesis de que se trató de un homicidio premeditado.

“El señor Héctor William Vélez, tenía un orificio de bala a la altura de la región occipital y tres puñaladas en la espalda y su compañera dos heridas con arma de fuego en la cabeza”, indicó el coronel Díaz.

Lea también  Detalles de los seis nuevos casos de COVID-19 en Córdoba

No se robaron nada

De igual forma, la Policía, asegura que de la vivienda, donde también funciona un taller de fibras, no se robaron ningún elemento a pesar de que había varios objetos de valor, por lo cual la hipótesis de un hurto también queda casi descartada.

“Él entregaba las llaves para que entraran permanente al lugar a sacar vehículos y nos podría indicar que pudo haber sido una persona conocida”, expresó el coronel Díaz.

Añadió que: “Algunos vecinos aseguran que sí escucharon varios disparos, pero debemos corroborar esas informaciones”.

En 2008 había denunciado amenazas

Se ha conocido que el señor Héctor William Vélez Marín de 45 años de edad, era un policía retirado y en el año 2008 había instaurado una denuncia por amenazas, en la cual aparecía como testigo su compañera Laudith María Gamarra Iriarte, de 48 años, también asesinada.

Lea también  Confirman en Montelíbano la séptima muerte por COVID-19 en Córdoba

El coronel Jesús Díaz, aseguró que investigarán a fondo la actividad comercial ejercida por la pareja, para tratar de buscar alguna pista que ayude a resolver el doble crimen.

“Contaban con una flotilla de camiones, no estamos diciendo que estuviera llevando a cabo actividades ilícitas, pero vamos a revisar muy cuidadosamente todo el tema relacionado con su actividad comercial”, afirmó el oficial.

Así mismo, la Policía aclaró que los perros que cuidaban el lugar están vivos, pues inicialmente se había dicho que uno de los animales también había sido asesinado.



¿Qué opinas de esto?