Erosión costera avanza a tasas de hasta 56,6 metros por año en Córdoba

En el municipio de Los Córdobas, específicamente en el sector de Puerto Rey, se registra un retroceso neto mayor a 98 metros en un periodo de 7 años.
1 mes atrás

La erosión en la línea costera del departamento de Córdoba se está produciendo a tasas alarmantes, alcanzando en algunos sectores hasta 56,6 metros de retroceso por año, según se evidencia en el Plan de Acción Institucional 2024-2027 de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge (CVS).

Esta situación pone en riesgo viviendas, infraestructura y medios de vida de las comunidades costeras, especialmente en los municipios de San Antero, San Bernardo del Viento, Moñitos, Los Córdobas y Puerto Escondido.

“La amenaza de erosión es alta en el 26% de la línea de costa, media en el 44% y baja en el 30%”, afirma un experto de la CVS. “Esto implica que la gran mayoría del litoral cordobés se encuentra en riesgo”.

Puedes leer:  Montería y Córdoba muestran mejoras en desigualdad: Comparativa con el Caribe colombiano

Entre las causas identificadas se encuentran el cambio climático, la afectación de la pluma de sedimentos por obras de infraestructura como represas, la construcción de estructuras de protección costera sin estudios técnicos adecuados, la apropiación ilegal del territorio, la extracción de arenas de playas y lechos de ríos, la pérdida de vegetación protectora y los fenómenos naturales de origen hidrometeorológico.

“En el municipio de Los Córdobas, específicamente en el sector de Puerto Rey, se registra un retroceso neto mayor a 98 metros en un periodo de 7 años, amenazando incluso la vía que comunica a los departamentos de Antioquia y Córdoba“, señala el informe de la CVS.

Puedes leer:  Estos son los síntomas del dengue que no debe ignorar

Frente a esta problemática, la CVS ha priorizado acciones como el monitoreo para el control y seguimiento de la erosión del litoral cordobés, así como el apoyo técnico a la elaboración de estudios de capacidad de carga de ecosistemas marino-costeros y la propuesta de zonificación y régimen de uso de los pastos marinos.

Adicionalmente, se contempla el desarrollo de un programa de restauración en ecosistemas de manglar, reconociendo su importancia como barrera natural contra la erosión y como hábitat clave para la biodiversidad.

“Es fundamental actuar de manera coordinada y con base en información científica sólida para mitigar los impactos de la erosión costera y garantizar la sostenibilidad de nuestros ecosistemas marino-costeros y las comunidades que dependen de ellos”, afirma la autoridad ambiental.

Puedes leer:  Businú avanza: iniciarán próximamente obras de pilotaje en agua para estaciones fluviales