www.radio.larazon.co

El silencio del ICBF frente al dramático caso de abuso y maltrato a niño de 8 años

Se está a la espera de conocer el pronunciamiento oficial del ICBF sobre este caso que ha conmovido a la opinión pública en Córdoba.


Montería. La Oficina Jurídica del Hospital San Jerónimo de Montería hizo graves cuestionamientos al proceder del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, frente al caso del menor de 8 años de edad, que se encuentra en delicado estado de salud en una clínica de Montería, tras ser víctima de constantes abusos y maltratos por parte de su padrastro.

Algunos funcionarios y cuerpo médico del Hospital exigen una respuesta inmediata por parte del Bienestar Familiar a la “falta de presencia frente al caso”, a pesar de que supuestamente el niño se encontraba bajo la protección de esta institución en el municipio de Cereté y estar inmerso en un proceso de restablecimiento de derechos.

“Hemos visto la indiferencia, la dejadez y la total apatía de las instituciones en este caso, como Bienestar Familiar”, manifiestan profesionales de la Oficina de Jurídica del Hospital.

Indican además que el niño llegó hace un mes a la Unidad de Urgencias Pediátricas del Hospital en “condiciones inhumanas”. Afirman que pese a estar en un hogar sustituto, la situación del pequeño no tuvo mejoría, al punto que debió ser remitido por desnutrición.

El niño ingresó al hospital pensado 16 kilos y tenía la contextura de uno de cuatro años de edad, tenía graves lesiones cutáneas y en sus genitales. Anexada en su historia clínica estaba una prueba positiva por VIH, las cuales fueron practicadas nuevamente, arrojando un resultado negativo, lo cual extraño a los médicos.

Aunque el niño tiene todos los síntomas de VIH será una prueba confirmatoria cuyos resultados se conocerán dentro de 15 días, la finalmente arroje luces sobre su real condición.

De acuerdo con la Oficina Jurídica del Hospital San Jerónimo de Montería, tras conocer el caso el pasado 3 de octubre, y después de notar la ausencia del ICBF, se apersonaron de la situación remitiendo una serie de denuncias dirigidas al Procurador Regional de Montería, Nicolás Barguil; Fiscalía, Medicina Legal, y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, tanto a nivel regional como nacional, sin recibir de este último una respuesta concreta del caso.

“Hasta el día de hoy 2 de noviembre el niño está internado en una clínica y no tiene asignada una madre sustituta”, señalan desde la Oficina Jurídica del centro asistencial que atendió inicialmente al niño.

Funcionarios del hospital indicaron que debido a la “falta de presencia del ICBF”, se vieron en la obligación de tomar como propio el caso del niño “para salvaguardar su vida y lograr que se restablecieran sus derechos”.



¿Qué opinas de esto?