Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El hato ganadero de Córdoba, produce 340 mil toneladas de gases efecto invernadero por día

Montería. Un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) revela que la ganadería es responsable del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero medidas en equivalentes de CO2. El ganado vacuno es el principal generador...


Montería. Un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) revela que la ganadería es responsable del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero medidas en equivalentes de CO2.

El ganado vacuno es el principal generador de emisiones del sector con alrededor de 4,6 giga- toneladas de CO 2 que representan el 65% de las emisiones provenientes de las actividades pecuarias.

El departamento de Córdoba, es el segundo productor ganadero del país con un hato aproximado de 2 millones de cabezas.

Según la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, una res emite de entre 300 y 350 litros de gases efecto invernadero (principalmente co2), lo que equivale a 168 kilogramos por día, de tal forma que todo el hato ganadero del departamento producen 340 mil toneladas por día.

Ganadería y uso del suelo

El hato ganadero ocupa aproximadamente 1.730.000 hectáreas, pese a que solo tienen aptitud para esta actividad alrededor de 800 mil hectáreas.
El hato ganadero ocupa aproximadamente 1.730.000 hectáreas, pese a que solo tienen aptitud para esta actividad alrededor de 800 mil hectáreas.

Adicionalmente, la FAO advierte que la ganadería es la principal fuente antropogénica del uso de la tierra.

El 26% de la superficie terrestre se dedica a la producción de pasto y el 33% de la superficie agrícola a la producción de grano para piensos. En ambos casos, el avance de la ganadería ha supuesto la deforestación de grandes extensiones de bosques.

Córdoba no es ajeno a este conflicto por uso del suelo, debido a que el hato ganadero ocupa aproximadamente 1.730.000 hectáreas, pese a que solo tienen aptitud para esta actividad alrededor de 800 mil hectáreas.

Un ejemplo claro de esta problemática es que del suelo disponible para actividades productivas, en el departamento, solo el 11% se puede clasificar como de fertilidad alta, un 34% como de fertilidad moderada y un 55% de fertilidad baja.

A lo anterior se suma la desecación de Ciénegas, humedales y cuerpos de agua, por parte de grandes terratenientes para utilizar la tierra en pasturas y ganadería.

El reto es disminuir las Emisiones

Para equilibrar la producción de gases efecto invernadero en la actividad ganadera, la CVS ha propuesto realizar el establecimiento de 722 mil hectáreas de sistemas silvopastoriles es un horizonte de 25 años.
Para equilibrar la producción de gases efecto invernadero en la actividad ganadera, la CVS ha propuesto realizar el establecimiento de 722 mil hectáreas de sistemas silvopastoriles es un horizonte de 25 años.

Según la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, no se debe desconocer el aporte importante que la ganadería realiza a la economía del departamento, y se deben buscar el desarrollo un modelo de ganadería sostenible.

Para tal fin, se han implementado en los últimos años, más de 5 mil hectáreas de sistemas silvopastoriles en el 83% de los municipios del departamento, beneficiando a más de 450 pequeños y medianos productores.

Esta Importante estrategia ha permitido el establecimiento de más de 2.500.000 árboles de entre maderables y forrajeros beneficiando el medioambiente con la fijación de 425 mil toneladas por año de co2, como una forma de mitigar la producción de gases de efecto invernadero.

Para equilibrar la producción de gases efecto invernadero en la actividad ganadera, la CVS ha propuesto realizar el establecimiento de 722 mil hectáreas de sistemas silvopastoriles es un horizonte de 25 años.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, insta a los responsables de la formulación de las políticas tienen que centrar su atención en estrategias de mitigación que satisfagan los objetivos de desarrollo y ambientales.

Gran parte del potencial de mitigación en el sector se puede hacer realidad utilizando prácticas disponibles para mejorar la eficacia de la producción, que pueden reducir las emisiones y, al mismo tiempo, contribuir al logro de objetivos sociales y económicos, como la seguridad alimentaria y la generación de ingresos.



¿Qué opinas de esto?