Contó su testimonio la joven que se recuperó de covid-19 en Córdoba

Narró de manera muy humana los momentos difíciles que vivió no tanto por el virus, sino por la intolerancia que su caso despertó en la gente.


Sahagún. Yuliana Álvarez es la joven sahagunense de 29 años de edad que en marzo pasado se convirtió en el primer caso de coronavirus confirmado en el departamento de Córdoba y que hace pocos días fue nuevamente noticia al confirmarse como caso clínicamente recuperado.

En una emotiva entrevista con el periodista William Caldera, Yuliana narra de manera detallada los momentos de miedo, incertidumbre y angustia que sufrió por cuenta de los comentarios hirientes, malintencionados y violentos que se desataron enredes sociales tras conocerse su caso.

Relata que por motivos laborales viajó el 2 de febrero a Barcelona, España, ciudad donde estuvo trabajando, regresó a Colombia el 22 de marzo cuando la pandemia se empezaba a extender y se avecinaba un cierre de los aeropuertos.

Dice haber acatado al pie de la letra todas las recomendaciones dadas por las autoridades sanitarias, tanto en el vuelo como a su llegada al país, y muestra de ellos es que nadie de su nexo epidemiológico resultó contagiado, ni siquiera el taxista que la llevó a Sahagún.

Lea también  ‘Vamos a replicarlo de manera constante’: Benítez sobre mercado campesino

Al llegar a su casa en zona rural de ese municipio inició un estricto régimen de aislamiento, su recibimiento fue triste al no poder abrazar a los suyos, todos estaban prevenidos, no se le podían acercar, lavaron sus ropajes en agua con cloro y de inmediato se internó en su habitación.

“Llegué teniendo todas las precauciones, mi padre una semana antes de salir de Barcelona se hizo con plantas medicinales y medicamentos naturales”, dice Yuliana totalmente convencida que las infusiones de eucalipto que le dio su padre le ayudaron a superar la enfermedad de la cual, según ella, nunca tuvo síntomas.

Estuvo asintomática todo el tiempo, eso la lleva a tener dudas de la fiabilidad de la prueba que le practicaron en Bogotá, dice que algunas fechas no coinciden y solo recibió los resultados de la prueba del hisopado faríngeo, pero nunca llegaron los de la prueba de sangre.

Lea también  ‘Seroprevalencia en departamentos del Caribe sería similar a la de Córdoba’

“No tengo claro cómo están realizando el tipo de muestras a nivel general, me hicieron una prueba de sangre y el hisopado faríngeo solamente me llegó el faríngeo, la prueba sanguínea nunca llegó y si de verdad tuve el virus nunca manifesté síntomas”, señaló en su testimonio.

Ahora se siente más tranquila, peor vivió una pesadilla por todos los comentarios hirientes, malintencionado y violentos que sobre ella circularon en Córdoba, hubo desalmados que en redes proponían ir a incendiar su casa, pasó noches en vela y con el temor de que algún intolerante fuera a hacerle daño a ella y a su familia.

En medio de todo el morbo que destilaban las redes, hubo una persona que no escupió veneno, sino palabras de aliento, sino palabras de aliento que la ayudaron a ir calmando toda la tormenta de odio que en redes sociales se formó.

Lea también  Ventas en el mercado campesino superaron los $15 millones

Le agradece a la docente Sol María Flórez de la Institución Educativa Las Llanadas, quien envió un mensaje que ayudó a calmar los ánimos y de paso les dio tranquilidad para afrontar lo que se venía.

Ahora, plenamente recuperada, dice que seguirá en su casa guardada hasta que todo esto quede atrás como si se tratara de un mal sueño.



Join the Conversation

Join the Conversation