Colombia se ahoga en importaciones de maíz ante descalabro productivo local

Desde la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales (Fenalce) piden al Ministerio de Agricultura abordar la crisis de las importaciones masivas.
3 semanas atrás

En las últimas cuatro décadas, el área sembrada con maíz en Colombia se ha desplomado en más del 50%, pasando de 869.994 hectáreas en 1992 a solo 427.892 hectáreas en 2021, según cifras de la Encuesta Nacional Agropecuaria del DANE.

Esta fuerte contracción del principal cultivo transitorio del país ha derivado en una aguda dependencia de las importaciones para abastecer la demanda interna, en especial de la pujante agroindustria de alimentos concentrados para animales.

Datos del Ministerio de Agricultura indican que entre 2012 y 2022 las compras externas de maíz amarillo se duplicaron al pasar de 3,2 millones de toneladas a 6,4 millones de toneladas. En 2022 el valor de estas importaciones superó los 1.900 millones de dólares.

Puedes leer:  Montería entre las ciudades con mayor tasa de empleo informal

Desde la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales (Fenalce), cálculos realizados muestran que este año en el país hay una reducción significativa en siembra tanto en maíz tecnificado como en soya.

Para el primer semestre de 2024 la reducción fue del 24% en áreas sembradas de maíz amarillo tecnificado, en comparación con igual periodo del 2023, pasando de 63.864 hectáreas a 48.567 hectáreas. Meta y Casanare son los departamentos que registran la mayor reducción, la cual es superior al 50% de hectáreas sembradas.

Asimismo, en maíz blanco tecnificado hay una reducción del 35% de las áreas sembradas en el primer semestre de 2024, en comparación con el primer semestre de 2023. El Piedemonte Llanero y el Valle del Cauca son las zonas del país que presentan la mayor reducción de siembra, con 79% y 59% respectivamente.

Puedes leer:  Businú avanza: iniciarán próximamente obras de pilotaje en agua para estaciones fluviales

Para el caso de la soya, hay una reducción del 16% de las hectáreas sembradas, donde el departamento de Casanare y Meta Altillanura presentan las mayores reducciones en áreas de siembra, con 29% y 16%, respectivamente.

En efecto, mientras en 2021 los rendimientos de maíz tecnificado en Colombia fueron de 5,4 toneladas por hectárea, en países como Estados Unidos se lograron 11,1 ton/ha según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Con la reciente escalada de los precios internacionales por la guerra en Ucrania, las importaciones de maíz amarillo en 2022 le representaron al país una salida neta de divisas cercana a los 2.000 millones de dólares.

Puedes leer:  Montería y Córdoba muestran mejoras en desigualdad: Comparativa con el Caribe colombiano