Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

A Lyons le ofrecieron copias de declaraciones juradas de quienes testificaron en su contra

Así se desprende de un comunicado de prensa emitido por el Tribual del Distrito Sur de la Florida, donde se radicó una denuncia penal contra el Fiscal Anticorrupción Gustavo Moreno, hoy detenido.


Redacción. El Tribunal para el Distrito Sur de la Florida en un comunicado,  señaló que la detención de Luis Gustavo Moreno Rivera, de 35 años, exdirector de la Unidad Nacional Anticorrupción en Colombia y del abogado Leonardo Pinilla Gómez, de 31 años, se debe a una denuncia penal instaurada en el Distrito Sur de la Florida.

La demanda contra los acusados es por conspiración para blanquear dinero con el fin de promover el soborno extranjero, el comunicado reitera que tanto Rivera como Pinilla fueron detenidos en Colombia en virtud de un Circular Roja emitida por la Interpol.

Según la denuncia penal, en noviembre de 2016, Moreno y Pinilla se acercaron a un informante (que no identificaron, pero se presume por lo dicho hoy por la Fiscalía, que se trata de Alejandro Lyons), con el fin de exigirle 100 millones de pesos colombianos, a cambio entregarle a dicha fuente, copias de declaraciones juramentadas tomadas de testigos que habían declarado en su contra.

Aunque el documento no alude textualmente al exgobernador Alejandro Lyons, este martes la Fiscalía colombiana reveló que el capturado fiscal anticorrupción a través del abogado había hecho exigencias económicas al exmandatario que precisamente se encuentra en el Sur de la Florida, Estado donde se interpuso la denuncia penal.

El comunicado también confirma lo dicho por la Fiscalía, en relación a la reunión sostenida en junio de 2017, por Moreno y Pinilla en la ciudad de Miami, Florida, con la fuente (Alejandro Lyons), revela además que la DEA, hizo seguimiento a dicho encuentro, donde se les proporcionó a Moreno y Pinilla un depósito de 10.000 dólares producto del soborno, dato confirmado este martes por la vicefiscal colombiana María Paulina Riveros.

Las autoridades norteamericanas tienen conversaciones grabadas donde el entonces fiscal Moreno y el abogado Pinilla discutían sobre la capacidad de Moreno para controlar la investigación contra Lyons, y que Moreno podría poner grandes cargas laborales a sus fiscales para que no pudieran concentrarse en la investigación contra el exmandatario.

A cambio de lo anterior, Moreno y Pinilla al parecer pedían más dinero, esta vez un pago de 400 millones de pesos colombianos, con un monto adicional de 30,000 dólares, para ser pagado antes de que Moreno saliera de Estados Unidos.

El documento finaliza diciendo que los acusados se presumen inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad, fuera de toda duda razonable, en un tribunal de justicia.



¿Qué opinas de esto?