A 21 años de prisión, condenado abogado Álvaro Burgos, por carrusel de la educación

También fue multado con 2.400 millones de pesos e inhabilitado por 20 años para ejercer como abogado.


Bogotá. El Juez Cuarto Penal del Circuito de Bogotá, condenó a 21 años de prisión al abogado loriquero, Álvaro Burgos Del Toro, por el millonario desfalco al magisterio de Córdoba.

Aparte de la pena privativa de la libertad, el abogado Burgos Del Toro, fue multado con 2.400 millones de pesos e inhabilitado por 20 años para ejercer como abogado.

Burgos Del Toro, considerado pieza clave en el proceso por el millonario desfalco al fondo de prestaciones sociales del magisterio, fue capturado el 2 de octubre del año 2015. Desde hace más de 7 meses Burgos Del Toro, se encontraba en la cárcel Picota de Bogotá.

Lea también  Es oficial: Minsalud confirma primer caso de covid-19 en Córdoba

“Utilizaban en los procesos ejecutivos laborales pólizas falsas, con la aceptación de poderes falsos; los procesados lograban el cobro de dinero y con documentación falsa, se reconocían y cobraban los ajustes pensionales”, sostuvo el fiscal al solicitar la condena.

Se logró establecer con pruebas contundentes que fue “el abogado Burgos del Toro quien indujo, mandó y promovió a los funcionarios públicos en Córdoba para hacerse a los dineros del erario público a su favor y de terceros con el cobro del reconocimiento de las pensiones”, sostuvo el delegado acusador.

Testigo clave

Por los testimonios que Burgos Del Toro ha aportado a la Fiscalía, la Corte Suprema de Justicia ordenó una indagación preliminar contra el senador Armando Benedetti, a quién el testigo vincula con la supuesta exigencia del 20% de los dineros defraudados.

Lea también  Son dos casos positivos de covid-19, uno en Sahagún y otro en Lorica, aclaran autoridades

A finales de noviembre del año 2016 el polémico jurista, radicó una carta en la Fiscalía General donde rechazaba el principio de oportunidad y solicitaba que los pronunciamientos recientes sobre el caso no fueron tenidos en cuenta.

En ese momento dijo sentirse engañado por la Fiscalía, asegurando que su derecho de no autoincriminación fue violado.

Hoy 7 de julio de 2017, fue leída la sentencia condenatoria en una de las salas del Juzgado Cuarto Penal del Circuito en el complejo judicial de Paloquemao, en la ciudad de Bogotá.



¿Qué opinas de esto?