Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Siete pasos recomendados por nutricionistas para hacer que el ejercicio se note

Actualmente son muchas las personas que están en la onda “fit”, por eso dedican parte de su tiempo a hacer alguna actividad física y han dejado su nutrición en manos de estrictas dietas para lograr mantenerse en forma. Sin embargo, algunas veces los resultados no...


Actualmente son muchas las personas que están en la onda “fit”, por eso dedican parte de su tiempo a hacer alguna actividad física y han dejado su nutrición en manos de estrictas dietas para lograr mantenerse en forma. Sin embargo, algunas veces los resultados no son los esperados.

Nutricionistas, explican que esta es una situación muy común, y que en la mayoría de los casos se da porque las personas basan sus dietas en mitos y restricciones; como lo es eliminar los carbohidratos para bajar de peso o consumir en exceso proteína para ganar músculo.

Por eso los expertos recomiendan siete formas o pasos para que todo el esfuerzo del ejercicio y la dieta se reflejen en una linda y armoniosa figura.

1. Aportar suficiente energía al cuerpo
Una persona activa debe consumir la cantidad de alimentos adecuada para cubrir sus demandas de energía. Si practicas deporte y realizas dietas restrictivas o eliminas alimentos sin asesoría de un nutricionista, corres el riesgo de perder masa muscular, presentar fatiga crónica, y tener dificultad para adaptarte al entrenamiento. Los carbohidratos son la fuente de energía más importante para tener un buen rendimiento deportivo. No consumir suficientes podría llegar a agotar las reservas de energía, lo cual ocasiona que el deportista se canse más rápido y disminuya su rendimiento deportivo. Por eso en las comidas no puede faltar: el pan bajo en calorías, grasa y azúcar; arroz; avena; amaranto; tortilla; tostadas horneadas; pastas; galletas; papa; frijoles; habas y lentejas.

2. Incluir verduras y frutas a diario
Comer diariamente 5 porciones de frutas y verduras aportan una gran variedad de minerales y vitaminas como la A, C y otros antioxidantes, indispensables para mantener saludables a las células del cuerpo. También aportan fibra suficiente para mejorar la digestión. Expertos recomiendan frutas cítricas; plátano; kiwi; guayaba; piña; manzana; durazno; mango; melón; sandía; papaya; ciruela pasa; uva; fresa; arándano; brócoli; espárrago; tomate; espinaca, acelga; pimentón; cebolla y ajo.

3. No abusar de las proteínas
Las proteínas son esenciales para la formación y renovación de los músculos. Aunque son muy importantes, la cantidad de proteína que requieren los practicantes de algún deporte no son tan grandes como las que necesitan de carbohidratos, aun en quienes buscan incrementar su masa muscular. Las fuentes de proteína no deben ocupar más de una tercera parte del plato y pueden ser: leche baja en grasa; leche de soya; yogurt bajo en grasa; pechuga de pollo sin piel; lomo de cerdo; carne de res magra; huevo; salmón; atún; camarones; carnes de soya; frijoles; habas; lentejas; nueces y otras semillas.

4. Comer antes de entrenar
Si han pasado más de tres horas entre la última comida y la sesión de ejercicio, es recomendable comer una barra de cereal con yogurt líquido bajo en grasa, vegetales con pasta o nueces, antes de hacer ejercicio. Si la actividad deportiva es en la mañana, se debe desayunar antes del entrenamiento, pues estar en ayunas puede ocasionar que se agoten más rápido las reservas de energía y disminuye el rendimiento.

5. Mantenerse hidratado
Se recomienda que las personas activas consuman de 3 a 4 litros de líquido al día, entre los cuales cuentan jugos, leche, café, té, bebidas deportivas, caldos, etc. Para los entrenamientos la hidratación es principalmente de agua antes, durante y después del ejercicio.

6. Recuperar energías después de los ejercicios
Es importante evitar que pase más de 1 hora para comer al finalizar la sesión de ejercicio, pues entre más tiempo pase más lenta será la recuperación y los músculos no estarán listos para el próximo entrenamiento. Siempre hay que cargar alimentos como frutas o barras de cereales.

7. Los suplementos no siempre son necesarios
Una alimentación adecuada y variada es capaz de cubrir los requerimientos de vitaminas de un deportista. Se debe tener en cuenta que el consumo excesivo de éstas y de minerales no aumenta el rendimiento deportivo. Los expertos coinciden en recomendar suplementos solo a quien presenta una deficiencia, pero esto es poco común.



¿Qué opinas de esto?