www.radio.larazon.co

Ingerir menos calorías, alarga la vida

El equipo de investigadores cree que muchos de los efectos del envejecimiento tienen que ver con cómo el cuerpo regula la energía.


Un nuevo estudio realizado en seres humanos, confirmó que la restricción calórica, es decir ingerir menos calorías en una dieta balanceada, retarda el envejecimiento y por ende aumenta las esperanzas de vida de las personas.

Los resultados del estudio refuerzan las hipótesis de que un estilo de vida bajo en calorías, o bien tratamientos que imitan los efectos biológicos de la restricción, podrían prolongar la vida.

Este experimento pionero, analizó los efectos de 2 años de restricción calórica sobre el metabolismo en más de 200 adultos sanos y no obesos, en un rango de edad entre los 21 y los 50 años.

34 personas de un grupo redujeron su ingesta de calorías en un promedio del 15%, y 19 personas en otro grupo de control comieron como de costumbre.

Al final de los dos años, se evidenció que los participantes de la dieta usaban la energía de manera mucho más eficiente que el grupo de control. Esta reducción en su tasa metabólica fue mayor que la pérdida de peso del grupo de prueba, que fue de casi 9 kilogramos por participante, de media, según se indicó.

Todas las demás medidas clínicas se redujeron, situándose en unas tasas de disminución del daño debido al envejecimiento.

En anteriores estudios con ratones, se evidenció que los ejemplares con dietas restringidas podrían vivir hasta un 65% más de tiempo que los ratones a los que se les permitió comer libremente, y los resultados en primates, aunque más difíciles de elaborar, obtuvieron resultados similares.

Con información de www.muyinteresante.es



¿Qué opinas de esto?