Sequía habría puesto en jaque cultivos de yuca, maíz y ñame en el Caribe

La sequía también está obligando a racionalizar los alimentos para el ganado.


La región Caribe de Colombia enfrenta condiciones «bastante agresivas» debido a los efectos del fenómeno de El Niño, advierten ganaderos y pequeños agricultores.

La sequía resultante está afectando gravemente las cosechas de yuca, ahuyama, maíz y ñame, exacerbando la falta de agua potable en muchas áreas de cultivo.

Jorge Rodríguez, director ejecutivo de la Asociación de Ganaderos de la Costa Norte Colombiana (Asoganorte), expresó su profunda preocupación por la disminución de las reservas y embalses en varios departamentos del Caribe. Esta situación, según Rodríguez, amenaza el sustento de los pequeños productores y agricultores de la región.

Lea también  Ecopetrol confirma dos nuevos yacimientos de gas en pozo Orca Norte-1, en La Guajira

«En la región Caribe, donde se cultivan diversos productos como ñame, yuca, maíz y especialmente ahuyama, la escasez de agua debido a la falta de lluvias está afectando gravemente la viabilidad de los cultivos en esta época», explicó Rodríguez. Esto obliga a los ganaderos y campesinos a buscar productos de otras partes del país para mantener sus cosechas.

La sequía también está obligando a racionalizar los alimentos para el ganado. Según Rodríguez, el precio de los concentrados ha aumentado significativamente debido a la escasez de forraje. Anteriormente, una tonelada de silo costaba $240 mil pesos, pero ahora no baja de $400 mil pesos, lo que representa una carga adicional para los productores.

Lea también  Cinco departamentos del Caribe registran las máximas temperaturas del país

Ante esta situación, Rodríguez hizo un llamado tanto al Gobierno nacional como al sector de ganaderos, campesinos y pequeños agricultores del Caribe para que coordinen esfuerzos y pongan en marcha planes de reserva de agua que ayuden a mitigar las afectaciones causadas por la sequía. La colaboración institucional y comunitaria se presenta como fundamental para enfrentar los desafíos derivados de este fenómeno climático.