Ganaderos de La Mojana obligados a vender sus animales por escasez y encarecimiento de pasto seco

Esta situación genera pérdidas económicas tanto para los medianos y pequeños ganaderos como para los grandes productores de la región.


La escasez de pasto en las zonas no inundadas de la Mojana ha obligado a los ganaderos de la región a tomar una difícil decisión: vender su ganado a precios significativamente inferiores a su valor real.

Según explicó Wilson Cochero, presidente de la Alianza Comunal Mojana, también ha aumentado en cerca de un 25% el cobro por los pastos. «Lo que sucede en estos casos es que se encarece también el pasto en las zonas no inundadas. Entonces muchos propietarios lo que hacen es optar por la venta de su ganado».

Cochero señaló que los ganaderos se ven forzados a «venderlo a la carrera por menos precio de lo que vale». Esta situación genera pérdidas económicas tanto para los medianos y pequeños ganaderos como para los grandes productores de la región.

Lea también  Cuatro días de protestas contra peajes paralizan vías de acceso a Cartagena

Las inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Cauca tras el rompimiento en Cara de Gato, han dejado extensas áreas de pastizales bajo el agua, reduciendo drásticamente la disponibilidad de alimento para el ganado en la Mojana, además de la inundación en cerca de 35.000 hectáreas de cultivos como arroz, maíz y yuca.

Las autoridades locales y regionales han sido alertadas sobre esta problemática que afecta directamente a uno de los sectores productivos más importantes de la Mojana.