Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Electricaribe se rajó en las reclamaciones de los usuarios

DIARIO HOY DEL MAGDALENA los cortes de energía inesperados son cada vez más comunes, los cuales  causan daños irreversibles en los electrodomésticos de una familia, lo que ocasiona pérdidas importantes para la economía del núcleo familiar. El año pasado, los reclamos fueron el pan de...


DIARIO HOY DEL MAGDALENA

los cortes de energía inesperados son cada vez más comunes, los cuales  causan daños irreversibles en los electrodomésticos de una familia, lo que ocasiona pérdidas importantes para la economía del núcleo familiar.

El año pasado, los reclamos fueron el pan de cada día en la Superintendencia de Servicios Públicos liderada por Patricia Duque Cruz, y de 91.000 precedentes de inconformidad, el servicio de energía eléctrica fue el que quedó peor parado al registrar 51% de dichas reclamaciones. La abultada cifra representó un incremento de 8% con relación a 2013.

Para la muestra un botón: en el Caribe colombiano el servicio está a cargo de la empresa Electricaribe.

Su comportamiento no es el mejor. Los usuarios la han denunciado y sus incumplimientos son evidente. Los usuarios reclaman un servicio continuo, seguro y confiable. Tal como lo ordena la Ley de Servicios Públicos, pero esos preceptos no se cumplen.

Otras deficiencias en materia de servicios públicos muestran al de acueducto que se ubicó de segundo en el ranking con 28,5%, seguido por el aseo con 11% y el gas natural, 8%.

Los resultados del informe muestran que la facturación fue la piedra en el zapato de la Superintendencia y 83% de las quejas se dieron producto de errores cometidos por las empresas prestadoras del servicio, que realizaban cobros irregulares y demás. Las fallas en la prestación del mencionado también fueron reiterativas con 15% y de último se ubicaron los inconvenientes en las instalaciones, 2%.

De los trámites recibidos el año pasado, 50% correspondió a recursos de apelación, 25% a peticiones, quejas y reclamos y 11% a silencio administrativo positivo. La cifra restante, 14%, fue en recursos de queja, reposición y revocatorias.