Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Condenan a 60 años a pareja que asesinó a mujer embarazada para robarle su bebé

Un juez penal de Cartagena condenó a la pena máxima de 60 años de prisión, a Josefa Cardona y el expolicía Andrés Díaz Zabaleta, por asesinar e incinerar a la joven Kellys Zapateiro Guzmán, el pasado 11 de julio de 2014, para robarle su bebe...


Un juez penal de Cartagena condenó a la pena máxima de 60 años de prisión, a Josefa Cardona y el expolicía Andrés Díaz Zabaleta, por asesinar e incinerar a la joven Kellys Zapateiro Guzmán, el pasado 11 de julio de 2014, para robarle su bebe de ocho meses de gestación.

Según se indicó, la Fiscalía pudo comprobar que a la víctima, le extrajeron su bebé de manera rudimentaria y luego escondieron su cuerpo en un lote aledaño a la estación de Policía de la vereda Manzanillo del Mar, en Cartagena, Bolívar, donde trabajaba como policía Díaz Zabaleta.

Los capturados fueron condenados por los delitos de Desaparición forzada, secuestro simple y homicidio agravado, la juez señaló que todas las pruebas aportadas por la Fiscalía, dejan ver la responsabilidad de los acusados, quienes “tenían todo un plan criminal ideado y realizado para desaparecer, matar y secuestrar”, pero dicho “plan fracasó y poco a poco todo fue descubriéndose”.

Según se conoció, la joven kellys Zapateiro, fue sacada de su vivienda con engaños ese día de julio de 2014, por su “amiga” Josefa quien le hizo creer que recibiría ayuda en una fundación por su estado de embarazo, luego la llevó a la estación de policía de Manzanillo, donde se encontraba su otro verdugo.

Como no apareció más, su familia reportó su desaparición.

La pareja llevó a la mujer a un paraje solitario cercano a la estación y de forma rudimentaria, le extrajeron al bebé e incineraron el cuerpo, sin embargo una mano de la víctima fue hallada poco después por un perro, lo que abriría la investigación que condujo a sus capturas.

Según la Fiscalía se pudo determinar que Josefa mantenía una relación con el ex policía, y a la vez tenía otro compañero sentimental, al cual engañó haciéndole creer que estaba en estado de embarazo.

Cuando cometió el macabro crimen, se llevó al bebé en brazos a una clínica de la ciudad, diciendo que acababa de dar a luz, los médicos pudieron constatar su mentira, y luego de recolectar las pruebas como anailsis de ADN, fotos, restos óseos y rastros de sangre, entre otras, se pudo determinar la sentencia.

En el fallo, la juez establece que los sentenciados no tienen ningún tipo de beneficio, además impuso la inhabilitación de ejercicio de derechos y funciones públicas por un término de 20 años para los sentenciados. También les ordenó pagar una multa de 3.375 salarios mínimos mensuales vigentes.

Con información de COLPRENSA



¿Qué opinas de esto?