Cartagena le dice adiós a los peajes urbanos: arranca el proceso de desmonte

El mandatario recalcó que esta acción demuestra que sus promesas de campaña no fueron solo electorales.


Este martes 27 de febrero se inició el proceso de desmonte de los peajes urbanos, llamados Ceballos y Manga.

El alcalde de Cartagena, Dumek Turbay, informó que el desmonte incluye la priorización de obras de urbanismo y señalización en 45 días, con una inversión de $604 millones a cargo del Consorcio Peajes Cartagena.

Se destinarán $356 millones para Ceballos y $248 millones para Manga.

El alcalde destacó que, aunque los peajes ya no operaban, era necesario dejar claro que jamás se reactivarán en vías internas de la ciudad. «Después de muchas protestas, hoy se concreta el desmonte solicitado por los cartageneros», afirmó.

Lea también  Petro revisará la deuda que agricultores de La Mojana tienen con el Banco Agrario para explorar posibles ayudas

El mandatario recalcó que esta acción demuestra que sus promesas de campaña no fueron solo electorales y que están comprometidos con quienes se manifestaron en contra de los peajes. «Juramos que no habría más peajes en la ciudad y el desmonte es el primer paso», dijo Turbay.

Aseguró que su gobierno demolerá también las casetas en Mamonal, aunque hubo propuestas para darles otro uso.

«Dejarlas lanzaría un mensaje ambiguo sobre nuestro compromiso con el Comité Antipeajes. Desmontar es la única forma de mandar un mensaje claro: en Cartagena no habrá peajes», sostuvo.

La eliminación de los peajes internos ha sido una lucha ciudadana de años en Cartagena. Incluso, el concejo aprobó en 2018 una proposición que prohibía el cobro, pero no se concretó. Luego vino la pandemia y se suspendió la operación.

Lea también  Reubicación de familias damnificadas en La Mojana será voluntaria: Petro