3 meses atrás

Alerta en playas de San Andrés por presencia de una especie marina peligrosa

Su presencia en la isla se ha identificado posterior al paso de eventos climáticos fuertes, siendo arrastradas por las corrientes.
CORTESÍA CORALINA

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina “CORALINA”, informó sobre la llegada las zonas de playa del Archipiélago de la especie marina carabela portuguesa, también conocida como fragata portuguesa, agua mala, botella azul o falsa medusa.

Hacemos un llamado preventivo para que se evite el contacto con estos animales, que tienen dentro de sus tentáculos unos sistemas especializados por los cuales inyectan un veneno en sus presas para alimentarse de ellas. Normalmente, se alimenta de peces, sin embargo, cuando tiene contacto con la piel humana puede producir una especie de quemadura, o picadura, que puede ser muy peligrosa, indicó Nacor Bolaños Cubillos, Coordinador de Áreas Protegidas de Coralina.

El funcionario también señaló que la presencia de esta especie en la isla se ha identificado posterior al paso de eventos climáticos fuertes, siendo arrastradas por las corrientes hasta las zonas costeras. 

CORTESÍA CORALINA

Asimismo, desde la entidad emitieron un comunicado en el que se especifican las características de esta especie para que los ciudadanos y turistas las puedan identificar, y de esta forma eviten el contacto con las mismas.

Características

Está formada por una vela gelatinosa de entre 15 y 30 cm que le permite recorrer los océanos impulsados por los vientos, las mareas y las corrientes marinas, mientras que del cuerpo central cuelgan numerosos tentáculos que le sirven para atrapar a sus presas y que extendidos puede llegar a medir hasta 10 metros.

Efectos sobre la piel

Algunas personas pueden ser alérgicas, lo cual necesita tratamiento médico inmediato en un centro hospitalario. Los síntomas descritos corresponden a un intenso dolor (como quemadura), problemas respiratorios e incluso paros cardiacos. Producto de esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la incluyó en el listado de “especies peligrosas” para la salud humana e invertebrados venenosos.

Las autoridades recomiendan evitar el ingreso al mar si se identifica la presencia de este animal. De llegar a tenerse contacto con la especie, se debe lavar inmediatamente el área afectada con agua de mar y retirar restos de tentáculos, evitando tomar contacto directo con ellos.