“Quiero ser el candidato de las bases populares a la Alcaldía de Montería”: Elías Boada

El nombre de Elías Boada ha ido tomando fuerza, especialmente entre las bases populares del sur de Montería.


Montería. Continúan destapándose posibles candidaturas para la Alcaldía de Montería. Ahora quien manifestó su firme intención de lanzarse a la palestra es Elías Boada, un empresario de la ciudad de Montería, que asegura llevar las banderas de la primera candidatura popular.

Boada dice ser hijo de sur de la ciudad, con esfuerzo ha logrado establecer una cadena de restaurantes en centros comerciales, y ha comenzado a trabajar en su proyecto político hace cuatro meses con un grupo de trabajo de los barrios del sur de Montería, incluyendo zonas rurales.

Elías Boada se presenta como un candidato popular de los barrios del sur de Montería y señala que quiere darle la oportunidad al sector popular de tener representación política y acabar con el continuismo político que ha existido durante tantos años.

Su lema es «se acabó la rosca», y busca demostrar que la política se puede hacer de forma diferente, sin la intervención de padrinos políticos y dando oportunidades a otros profesionales.

El hoy precandidato indica que ha estado recibiendo guiños de varios partidos políticos, pero todavía no ha decidido con cuál de ellos se presentará.

Sin embargo, señala que están considerando la posibilidad de recolectar firmas o de lanzarse con el aval de la Liga Anticorrupción, ya que considera que las cuotas de pólizas para las firmas son muy onerosas, restándole posibilidad de financiar a las por parte de candidaturas que no poseen maquinarias.

Elías Boada dice que en su historia de vida ha sido desde cobrador en buses, mototaxista y conductor de taxi, poco a poco se fue forjando como empresario del sector gastronómico y por ello conoce las necesidades de la gente.

Ahora espera consolidad su proyecto político, el cual dice, irá hasta el final y con posibilidad de armar además una lista representativa de candidatos al Concejo con el muy posible aval de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, (LIGA), hoy liderado por Rodolfo Hernández.