Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Usted está preparado para las Industrias Creativas?

Por: Marcos Velásquez


Opinión. En Colombia se entiende por “Industrias Creativas” a la animación, los videojuegos, la realidad virtual, los e-books, la postproducción, entre otras.  Esto, gracias al Estudio de Caracterización de la Industria de Contenidos Digitales (ICD) en Colombia y Medición de Impacto de la Iniciativa Apps.Co, que se llevó a cabo en 2016.

Sin embargo, se habla de Industrias Creativas o Culturales, desde 1947, cuando Theodor Adorno y Max Horkheimer disertaban sobre ello en singular, en la Dialéctica de la Ilustración (1947), y posteriormente en el ensayo, Resumen sobre la Industria Cultural (1963).

Es decir, este tema no es nuevo en lo que tiene que ver con sus preceptos epistémicos.  Sin embargo, hoy cobra relevancia, gracias a la transformación social a la que nos somete la Revolución Digital, la cual está mediada por la Comunicación Digital, quien demanda una nueva alfabetización, con tal de poder interactuar en el nuevo ecosistema digital, que instaura la sociedad del internet de las cosas.

Adorno hablaba de la Industria Cultural, refiriéndose al “sistema de producción industrial de artefactos estéticos idénticos en su estructura y en su sentido, hechos en y para ser circulados en los medios masivos de comunicación y para ser dirigidos al consumo masivo de un público construido por la propia industria”.  Pero, a sol de hoy, la UNESCO 2009, le brinda al Siglo 21 otra definición.

Entendiendo al conjunto de las Industrias Culturales y las Industrias Creativas como: Aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial.

Ello implica que, quien desee sobrevenir a la realidad económica que se está cociendo para dar inicio a las dinámicas de mercado que imprimirá la tecnología 5G a nivel global, tendrá que ajustarse a un segmento del mercado que le permita ofrecer servicios concretos para audiencias concretas.

Uno de ellos, es el de las Industrias Creativas.  Por ejemplo, del lado de la comunicación y el arte, están los segmentos que contemplan la creatividad, medios y creaciones funcionales.  A su vez, ellos tienen sus propios nichos de mercado, los cuales tendrán que conquistar con contenidos específicos para audiencias exigentes.

Esto implica, no solo ser creativos, sino tener dominio de herramientas ofimáticas, nociones de marketing digital y conocimiento práctico de comunicación digital.  A parte de tener claro, cómo se le ha de narrar a la audiencia de su mercado meta, la historia que le permitirá vender su producto o servicio.

Quizá aún este artículo está por fuera del contexto de la gran mayoría de lectores.  Sin embargo, por la lógica del discurso y por los eventos precedentes, en lo que a periodismo y medios de comunicación se refieren, es claro que las empresas tradicionales están desvinculando personal para poder sobrevivir ellas, dentro de un mercado que ha cambiado los costos de sostenimiento y las estrategias de producción y ventas.

Así como a los medios, también le llegará el turno a otros sectores de producción y servicios, quienes por lo pronto, están trabajando con el personal básico, aunque estos sobrecargados, para poder dar cuenta de todas las exigencias que impone la lógica de un mercado inscrito en las políticas de calidad.

Si no es el mercado, con sus nuevas lógicas de comercio, quien terminará redefiniendo los sistemas de producción y costos fijos de las empresas, será el empleado sometido al burnout laboral, quien tendrá que buscar algo qué hacer para continuar con su vida como trabajador activo.

A sí mismo, los nuevos profesionales y técnicos se las tendrán que arreglar con un mercado laboral que pide nuevas formas de contratación, diferentes a las conocidas en el Siglo 20.  Hecho que hace que se piense desde la misma formación, una estrategia, no para buscar empleo, sino para promover a través de internet sus productos o la prestación de sus servicios.

La creatividad es una opción, y ya cuenta con su propia industria.  La pregunta es: ¿Usted está preparado para las Industrias Creativas?  



¿Qué opinas de esto?