Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Supersalud, organizando la casa

Por: William Mercado Echenique


Opinión. Son varias la señales de que la Superintendencia Nacional de Salud se encuentra bajo el liderazgo de quien tiene un amplio conocimiento del sistema, de todos sus sectores, que está al tanto de su dinámica, que como se dice coloquialmente, sabe por “donde le entra el agua al molino”.

Esto aunado a la autonomía técnica, y a la directriz presidencial de hacer lo que se debe, para lograr la estabilidad y fortalecimiento del sector salud, para que los ciudadanos podamos contar con un excelente servicio, ha llevado a la toma de decisiones importantes, que apuntan directamente al cumplimiento de la norma que durante muchos años varios actores del sistema de salud han ignorado y acomodado a sus intereses, logrando en gran medida solo el beneficio de pocos.

A través de la publicación de comunicados de prensa, la Superintendencia Nacional de Salud, ha informado sobre las disposiciones que ha considerado de suma importancia para buscar el equilibrio entre los que conforman el sistema de salud colombiano.

Uno de los pronunciamientos que llama la atención, tiene que ver con la restricción para recibir nuevas afiliaciones y aceptar traslados a 16 EPS (Servicio Occidental de Salud SOS, Capital Salud, Coomeva, Medimás, Savia Salud, Capresoca, Cruz Blanca, Emdisalud, Emssanar, Comfasucre, Comfachocó, Comfamiliar Huila, Comparta, Ambuq, Comfamiliar Cartagena, y Comfacor).

En la práctica esto impacta directamente en “la estabilización de la operación de las EPS que se encuentran bajo medida de vigilancia especial, garantizando, de este modo, la normalización de los servicios y la correcta atención a su población afiliada”. No pueden afiliar más, porque tal y como se encuentran, no es responsable aumentar su número de afiliados, pues en esas condiciones no se garantizaría la adecuada prestación de sus servicios.

La medida de restricción no aplica, solo en los casos excepcionales que fueron señalados en la comunicación y fue una medida de aplicación inmediata. Su duración, depende del tiempo en el que estén bajo la medida de vigilancia que les había sido impuesta.

Al tiempo, en los mismos actos administrativos “se les prorrogó la vigilancia especial por siete (7) meses” a 10 EPS: “Cruz Blanca, Emdisalud, Emssanar, Comfasucre, Comfachocó, Comfamiliar Huila, Comparta, Ambuq, Comfamiliar Cartagena y Comfacor”.

Adicionalmente el 02 de octubre del año corriente, la Superintendencia Nacional de Salud, expidió doce resoluciones, con base en lo estipulado en el Decreto 682 de abril de 2018, para que doce (12) EPS realicen las actualizaciones de las autorizaciones de funcionamiento que les fueron otorgadas. Los plazos y condiciones con las que deben cumplir cada una de ellas, están establecidos en los mencionados actos administrativos. Las EPS obligadas a cumplir con esta orden son CAPITAL SALUD, CAPRESOCA, CONVIDA COOMEVA, MEDIMAS, AMBUQ, COMPARTA, CRUZA BLANCA, EMDISALUD, EMSANAR Y SAVIA SALUD. El incumplimiento de lo ordenado “dará lugar a la pérdida de la autorización de funcionamiento”.

Pero a mi modo de ver, una de las medidas mas audaces, es el llamado que se le hizo a las EPS para que ajustaran los giros directos a la red de prestadores, que se vayan a hacer en adelante, con el fin de evitar la concentración de pagos para la red propia, que, según la SUPERSALUD, es evidente y recurrente en EPS como Saludvida, Coomeva, Medimás, Cruz Blanca y SOS.

“La solicitud realizada por el ente de control contempla un ajuste en el giro por $25.843 millones de pesos” y para el caso de Medimás, fue más allá de la petición, se redistribuyó el giro, beneficiando por más de $9.289 millones adicionales a la red pública principalmente, así, mientras lo enviado para giro proyectaba el beneficio de 57 prestadores y proveedores de servicios de salud, con el replanteamiento hecho, los recursos llegaron a 379 IPS, de acuerdo con lo señalado por el Director de la ADRES. De la misma forma sucedió con Saludvida, Coomeva, Cruz Blanca y SOS. En este sentido y para dar continuidad al procedimiento, “se seguirá realizando la verificación periódica y solicitará ajustes a los giros, cuando se evidencie que los pagos se están concentrando en la red vinculada a la EPS”.

Muchos podrán decir que todo esto ya estaba normado, y sí es cierto, pero también lo es que nadie se había dado a la tarea de hacerlo cumplir, de organizar la casa para que la veamos como queremos y hemos soñado.



¿Qué opinas de esto?