Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Sincelejo Cómo Vamos

Por: Mario Ruíz Soto


Opinión. Si yo le preguntara a Andrea, ¿cuál es el mayor problema de Sincelejo?, seguramente tendría una respuesta muy concreta. Si hiciera lo mismo a muchas personas, nos llevaríamos una idea sobre el sentir de Sincelejo.

El desarrollo de una ciudad está ligado a la disponibilidad de información. Con los datos podríamos saber como tomar decisiones para reducir la pobreza; la criminalidad; la informalidad, e incluso saber que otros temas son importantes para la ciudadanía.

Esto me lleva a un punto. Debemos ser francos, contar con información pública en Sincelejo es casi un lujo. Andrea poco conoce del más de medio billón anual de presupuesto de Sincelejo; de las políticas públicas del municipio; de los acuerdos municipales; de los debates de control político, entre otros. No se han llevado a cabo, esfuerzos públicos -y lo digo con vehemencia- para mejorar el acceso de información pública a la ciudadanía.

Por eso Andrea y el resto de la población no conocen cómo se invierte el presupuesto. Pareciera que existiera un acuerdo -que debemos terminar- entre varios actores políticos de entregar la menor información posible. A veces me pregunto: ¿donde están los entes de control? La solución a esto es simplemente voluntad política y una ciudadanía activa que exija cuentas.

Con esto, quiero hablarles de una forma para medir a Sincelejo. El escritor y orador motivacional, Hilary Hinton “Zig” Ziglar decía: “la nueva información hace posible las nuevas ideas”. En efecto, así es. Necesitamos saber que piensa la ciudad para buscar soluciones. Varias ciudades se han unido a la Red de ciudades Cómo Vamos. Esta iniciativa nació en Bogotá en 1998, con la Fundación Corona, Cámara de Comercio de Bogotá y la Casa Editorial El Tiempo.

Se impulsó en ese entonces con el objetivo de entregar información confiable e imparcial sobre los avances de la ciudad en torno a la calidad de vida de las personas. Imaginen que tengamos la información sobre lo que piensan los sincelejanos sobre seguridad, deporte, cultura, medio ambiente, vivienda, costo de vida, empleo, atención a la niñez, paz, salud, educación, movilidad, gestión pública, etc. Esto sería un avance valioso para el desarrollo sostenible de Sincelejo porque se pueden buscar soluciones. Es como tener un observatorio para mejorar la ciudad.

La idea es entonces crear Sincelejo Cómo Vamos, con el apoyo de la sociedad civil y el sector privado, y con una distancia de la Alcaldía de Sincelejo para garantizar la objetividad.

Con ello se vincularía a la Red de ciudades que ya tienen esta iniciativa. Además de Bogotá, la iniciativa está en Medellín, Cali, Bucaramanga, Ibagué, Pereira, Manizales, Yumbo, Cúcuta, Armenia, Quibdó. Hay áreas como el Aburrá Sur y Sabana Centro que ya cuentan con uno. En el Caribe, por ejemplo, ya está en Cartagena, Barranquilla, Valledupar, Santa Marta, Soledad, Puerto Colombia, y recientemente en Montería. ¿Vamos a dejar que puedan hacerlo otras ciudades y en Sincelejo no?

Es momento de unir los esfuerzos en Sincelejo de las universidades, de los gremios, de los medios de comunicación, de la Cámara de Comercio, de fundaciones empresariales y de organizaciones de sociedad civil para impulsar este proyecto. ¿Por qué no soñar con una iniciativa de este tipo?

Para que esta iniciativa sea viable, se requiere de servidores públicos en Sincelejo que crean y tengan la voluntad política de hacer medir a la ciudad. Se hace necesario contar con tomadores de decisiones que sean autocríticos. Ante los problemas hay que buscar soluciones colectivas. Esta apuesta no tendría éxito si solo Andrea otorga su punto de vista, y quienes tomen decisiones se hagan los de la vista gorda.

Esta iniciativa de contar con un Sincelejo Cómo Vamos, es una oportunidad para que se construyan políticas públicas que mejoren la calidad de vida. Pero, sobre todo, que se construyan propuestas en donde el sector privado, el Gobierno local y la ciudadanía vayan de la mano. Andrea y todos los habitantes de Sincelejo lo necesita. ¿Le apostamos a esto?



¿Qué opinas de esto?