Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Se Diluye el Gran Sueño Americano

Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio...


Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio Caracolí en Sincelejo. Propuso la Creación de la Emisora Unisucre FM Estéreo a la Universidad de Sucre de la cual fue director durante 10 años.
Manuel Medrano ha sido Director y Productor de Radio por más de 35 años, ganador de cuatro premios de Periodismo Mariscal Sucre, cuatro Premios de periodismo de la Alcaldía de Sincelejo. Ha sido gerente de la emisora Todelar en Cartagena, de Radio Chacurí y Radio Caracolí en Sincelejo.
Propuso la Creación de la Emisora Unisucre FM Estéreo a la Universidad de Sucre de la cual fue director durante 10 años.

Estimulados por el Gran Sueño Americano, los latinos de todas las naciones, profesionales y no profesionales, impulsados por el optimismo de abrazar un día el Gran Sueño Americano, llegaron a hacer el trabajo que los norteamericanos nunca han querido hacer, y a decir verdad, la gran mayoría coronaron sus aspiraciones con base al empuje y sacrificio; y de trabajos menores pasaron a ser empresarios y actores, y otros después de superar la barrera del idioma se convirtieron en profesionales brillantes en varias áreas como la medicina , la ingeniería, la enfermería el periodismo y las artes.

Pero viendo los diferentes debates de los candidatos que aspiran a llegar a la presidencia de los Estados Unidos, definitivamente queda en evidencia la crisis de liderazgo y la decadencia por la que atraviesa la clase política mundial. No es posible que aspiren a la presidencia de la gran potencia mundial sin antes alcanzar siquiera a ser un pálido remedo de Abraham Lincoln, un Franklin D Roosevelt o un John F. Kennedy.

Al presenciar los debates transmitidos por la cadenas CNN, la BBC de Londres y Caracol Televisión, da grima la falta de discurso y las limitaciones en el uso de la palabra, realmente parece que no conocieran la problemática interna del país. Hilary Clinton que fue primera dama de la nación, que tiene una buena formación académica, es abogada de la Universidad de Yale, y además es política de carrera, fue Senadora por el Estado de Nueva York y Secretaria del gabinete del presidente Barack Obama, parece no dominar los temas, y, por ende, ha tenido dificultades con el candidato republicano, Donald Trump, un empresario millonario que quiere llegar a la Casa Blanca, y apenas en las últimas semanas a punta de escándalo y de videos, donde habla de forma despectiva de las mujeres, Hilary ha logrado aumentar su ventaja a ocho puntos, y gracias al voto latino y a la rebelión de las mujeres contra Donal Trump podrá llegar a la presidencia; pero será muy difícil que logre solucionar los problemas internos de una potencia tan rica y poderosa ante los ojos del mundo, que ya en lo más intrínseco de su capital humano ha sido afectada de manera inexorable del cáncer de la pobreza. En la gran nación hay 50 millones de pobres. El umbral de la pobreza en la primera potencia mundial es un ingreso por hogar de 23.992 dólares.

Ya en la época del presidente Lyndon B Johnson, en su discurso del Estado de la Unión, declaró la guerra contra la pobreza, y Thomas Corbett asesor de Bill Clinton habla en su ensayo “Ascenso y Caída de la Pobreza como Temas de Programas Políticos” que “Los Estados Unidos no perdieron la guerra contra la pobreza: abandonaron el campo de batalla”.

Quienes presenciamos por televisión los debates, nos percatarnos que el tema de la pobreza no ha sido tocado a pesar del peligro que representa para la hegemonía del gran país del norte.

En Estados Unidos hay personas que necesitan ayuda porque simplemente no ganan dinero suficiente para proporcionar a sus familiares tres comidas al día. Los investigadores sostienen que hace falta financiar programas federales de nutrición; si se reduce el desempleo y la pobreza, también disminuirá el hambre. Lamentablemente en los debates presidenciales de los candidatos en Estados Unidos no se habla de la concentración de las riquezas, la desigualdad social, la pobreza y de la crisis en la educación.

Estados Unidos ha estado presente en la mayoría de las guerras del mundo desde 1945. Después de la Segunda Guerra Mundial se han dado 248 conflictos armados en 143 zonas del planeta. Y Estados Unidos es el responsable del 41% del gasto militar en el mundo. Le siguen China con 8.2% y Rusia con el 4.1%

Washington destina al ejército un billón de dólares y mantiene entre 700 y 1000 bases militares en 100 países. El Suicidio se ha convertido en la causa de muerte más frecuente entre los militares que la misma guerra. Por ejemplo, el número total de soldados que se suicidan desde que volvieron de Afganistán supera a la cantidad de muertos en dicha guerra.

El sistema educativo está en crisis y genera grandes índices de deserción escolar por lo que la gran mayoría no termina sus estudios en una fase intermedia, solo un reducido grupo tiene acceso a la educación universitaria y es la educación privada la que parece estar destinada a solucionar esta problemática. Parece mentira pero estos temas no están en la agenda de los candidatos.

Paul Krugma, premio Nobel de Economía en el 2008, dijo que si hubiera que explicar la grandeza de Estados Unidos con una palabra, esa sería educación, pero eso pertenece al pasado cuando la enseñanza superior se ofrecía a la población en general, ahora hay una crisis del sistema público de educación.

El pueblo Norteamericano presenta grandes desigualdades desde un punto de vista social y económico. Un estudio informa que el 20% de la población más rica del país controla casi el 80% de la riqueza total. Esta brecha económica se refleja en la falta de acceso a la educación y a los candidatos no parece importarles.

Hay 50 millones de personas viviendo en la pobreza y pobreza extrema. De esta cifra, 12 millones son latinos



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?