Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Regalías: un impulso para superar la pobreza en Sucre

Por: Mario Ruíz Soto


Opinión. A principios de este mes el Gobierno Nacional radicó al Congreso de la República, el proyecto de ley que decreta el presupuesto del Sistema General de Regalías de 2019-2020. En regalías, el presupuesto es por un bienio -dos años-.

El monto propuesto es de 18,5 billones de pesos. La buena noticia para Colombia es que hay 4 billones más en comparación con el período pasado (2017-2018). ¿Por qué fue el cambio? Hay varios factores, pero destaco el principal: el mercado petrolero se recuperó en 2017 y aumentaron los precios del petróleo, al punto de cotizarse el barril en 54,7 dólares. Así es, Colombia recibe 15,3 billones de ingresos por hidrocarburos y 3,2 billones por la minería.

Estos 18 billones son una inversión valiosa para los municipios y departamentos. Son casi 3 reformas tributarias de 2017 o casi la mitad del gasto de educación que hace el país en un año. Un buen uso de las regalías es un camino para reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida. Así las cosas, debe ser un valioso tesoro para la ciudadanía.

En el último bienio (2017-2018), Sucre recibió más de medio billón de pesos en regalías -tanto las Alcaldías como la Gobernación-. ¿Sabemos cómo se invirtió esta plata? ¿Han visto cambios? Como esto son recursos del Estado, la ecuación funciona si la ciudadanía participa y conoce en donde se ponen los huevos de la canasta de las regalías. O ¿prefieren dejarla en manos de algunos pocos?

Déjenme darles algunos ejemplos de inversión de regalías en Sucre. En los últimos dos bienios, la Gobernación de Sucre ha ejecutado proyectos de vivienda, agricultura, ciencia, tecnología e innovación y vías. Con esta plata se han aprobado proyectos para el tanque de almacenamiento en la Pollita de Sincelejo; investigación en cacao; la renovación de redes de acueducto en Sincelejo; la vía Sampués a San Benito Abad; la vía de acceso a Buenavista; la vía San Marcos a El Roble; a vía entre Corozal y Betulia; la vía entre Berrugas y Rincón del Mar en San Onofre, entre otros. La apuesta ha sido principalmente las vías en el departamento. Es un paso, que esperamos traiga cambios.

Sin embargo, los recursos de regalías no parecen ser bien administrados. De acuerdo con el Índice de Gestión de Proyectos de Regalías del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Sucre ocupa el puesto 17 de 32 Gobernaciones. De hecho, a los departamentos del Caribe no les va bien en la medición -excepto Atlántico-. El Índice señala que las Alcaldías son mejores en la gestión de proyectos de regalías que la Gobernación. Es un ejemplo por parte de los municipios, pero hay una tarea para la Gobernación: mejorar la gestión de proyectos. Para administrar bien hay que mejorar la casa.   

A la fecha, según el Sistema de información y consulta de distribuciones de recursos territoriales del DNP, el departamento de Sucre no ha ejecutado 69 mil millones de pesos. ¿Van a dejar la plata en el banco en medio de tantas necesidades en el departamento? Esperemos que no. De estos 69 mil millones, 20 mil vienen del Fondo de Ciencia y Tecnología. Imagínense por un momento si lo invertimos en investigación en alianza con la Universidad de Sucre para buscar más beneficios del almidón de yuca, y así generar un nuevo mercado que beneficie a los más pobres.

En este camino de luchar contra la pobreza se requiere además de vías, una política que active los sistemas productivos del departamento y los conecte con el mercado; acceso y mejoramiento de vivienda y, por ejemplo, garantizar los servicios públicos como el alcantarillado y acueducto. ¿Por qué lo menciono? Según el DNP y el DANE, 2 de cada 5 sucreños no cuentan con vivienda o deben mejorarse los hogares. Además, 1 de cada 4 sucreños no cuentan con acueducto y de 1 de cada 2 no tiene alcantarillado en sus hogares. ¿Si ven la importancia de atender varios frentes? Los desafíos son muchos y los recursos pocos. Por esa misma razón, hay que buscar caminos de innovación en la administración pública.

Pues bien, de acuerdo con el proyecto de presupuesto de regalías en tránsito en el Congreso, Sucre recibirá más de medio billón de pesos para el período 2019-2020. Las administraciones deben estar a la altura, y eso implica mejorar la casa y fortalecer la gestión de proyectos. Mientras tanto, los sucreños debemos preguntarnos: ¿se han invertido bien los recursos en ya casi tres años de administración? En esta carrera en la lucha contra la pobreza, un buen impulso son las regalías. Mientras los corruptos estén en estos 100 metros planos, debemos ser los ciudadanos quiénes lleguemos primero.



¿Qué opinas de esto?