Propósitos de año nuevo

Por: Marta Sáenz Correa Para estas épocas decembrinas, pensamos los propósitos y metas que aspiramos a alcanzar en el año nuevo que se aproxima, objetivos que usualmente se repiten año tras año y permanecen sin obtener resultados positivos. Ponerse en forma suele aparecer en lo más alto de cualquier lista, al igual que hacer el esfuerzo de ahorrar, compartir más tiempo con la familia, o adquirir un bien material, llámese apartamento, vehículo, celular, mobiliario de la residencia, entre otros. Sin...


Por: Marta Sáenz Correa
Por: Marta Sáenz Correa
Para estas épocas decembrinas, pensamos los propósitos y metas que aspiramos a alcanzar en el año nuevo que se aproxima, objetivos que usualmente se repiten año tras año y permanecen sin obtener resultados positivos. Ponerse en forma suele aparecer en lo más alto de cualquier lista, al igual que hacer el esfuerzo de ahorrar, compartir más tiempo con la familia, o adquirir un bien material, llámese apartamento, vehículo, celular, mobiliario de la residencia, entre otros. Sin embargo, soy una convencida que el mejor propósito para el 2015: «es trabajar para ser una mejor persona».

La vida es un constante ejercicio de auto mejora, y aunque algo de ese enfoque se centra en ser más educados, o en aumentar rangos dentro del trabajo, nos olvidamos de mejorar la manera en que nos tratamos a nosotros mismos y a los demás. En la carrera por lograr metas y la idea de ser mejor, te puedes perder en la ambición y el egoísmo. El primer paso para convertirte en una mejor persona es aprender a conocerse a sí mismo, esto es: la manera como reaccionas ante el estrés, como te comportas frente a las perdidas y el enojo, y la forma como tratas a las personas que quieres; después reflexionar en cómo puedes mejorarlo y finalmente hacer los cambios necesarios.

Lea también  Diciembre, entre tradiciones y costumbres

Antes de aprender a querer a los demás, aprende a quererte a ti mismo, no del tipo vanidoso y egocéntrico, sino el que te acepta por lo que eres, que surge para descubrir las habilidades y los valores que realmente conforman lo que eres y las acoge.

Si queremos mejorar como personas, debemos pensar en las cosas que hacemos a diario y evitar cometer los mismos errores. Algunos no tomamos consciencia de lo que hacemos y al no reflexionar sobre nuestros actos terminamos mal. Es decir, para ser una mejor, persona, debemos reforzar los aspectos positivos de nuestra vida y erradicar los negativos. Tener conciencia de la necesidad de un cambio y la fuerza de voluntad para iniciarlo poco a poco. También es importante crear un plan de trabajo que permita realizar los pequeños cambios que hacen la diferencia.

Lea también  Diciembre, entre tradiciones y costumbres

La psicóloga española Covadonga Chaves, nos recomienda incluir en el plan aspectos como: cambio de actitud, esto es privilegiar cada día los estados de ánimo; las emociones positivas: alegría, risa, satisfacción, así como realizar una pequeña acción que los resalte; restar importancia a lo material, pues la única pertenencia segura y que debemos cuidar es la del yo mismo; aprender a vivir con lo que se tiene; darle valor a los detalles; y, hacer lo que se ama.

Existen muchas estrategias y consejos para ser una mejor persona; una de las principales claves es tener en cuenta que la felicidad es un estado de bienestar subjetivo, por lo que ser una mejor persona pudiera no ser siempre sinónimo de ser feliz. Se trata entonces de disfrutar aquellas cosas que nos hacen sentir mejor con nosotros mismos y con el resto del mundo.

Lea también  Diciembre, entre tradiciones y costumbres

Para querer a los demás, ayuda practicar la empatía, que no es otra cosa que ponerse en los zapatos de otra persona y darte cuenta de que ocasiona los sentimientos o actitudes de esa persona (miedo, dolor, perdida, ansiedad, etc.); no podemos olvidar que todos tenemos nuestras propias luchas e inseguridades y entenderlo te ayudara a ser más sensible con los sentimientos de las demás personas.

Para finalizar, no puedo cerrar el año sin antes desearles a nuestros queridos lectores, un año nuevo lleno de bendiciones, salud, sabiduría, bienestar y prosperidad para ustedes y toda su familia.