Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Piensa en positivo

Por: Marta Sáenz Correa


Opinión. Al adoptar una visión positiva de la vida, cambias un estado de ánimo negativo por una vida llena de posibilidades y soluciones. Puedes elegir tener pensamientos que mejoren tu estado de ánimo, te brinden una visión más constructiva en las situaciones difíciles y renueven tu día ofreciendo enfoques más positivos y optimistas en las cosas que haces.

Según Deepak Chopra, médico, escritor y conferencista sobre el poder de la mente en la curación médica, nuestros pensamientos crean nuestra realidad a cada instante: tú decides vivir en un mundo hostil o armónico.

 Los pensamientos negativos nos hacen sentirnos tristes y deprimidos, nos anclan a nuestros problemas, alejan de nuestra vida la felicidad y el bienestar, y repercuten negativamente en nuestra salud; mientras que los positivos nos proporcionan felicidad, bienestar, salud y, además frenan el proceso de envejecimiento.  Tener buenos pensamientos, sentirnos alegres y felices, con sueños e ilusiones, amarnos a nosotros mismos y a los demás, desprendernos de nuestro pasado y ser agradecidos estimulará nuestro sistema de defensa y nos preparará mejor para afrontar cualquier contratiempo.

Encarar la vida con una actitud óptima y alegre es el principio fundamental para combatir la depresión. El azar, la casualidad y el destino pueden ser decisivos a la hora de generar un estado anímico, sin embargo, si haces gala de una personalidad proactiva y positiva, puede ser tu tabla de salvación a la hora de llevar una vida plena y satisfactoria. Elegir pensar de manera positiva o negativa son decisiones que uno mismo adopta, por ello, debes practicar una conducta repleta de hábitos de pensamiento positivo.

Hay personas que se preocupan por todo, reaccionan de manera exagerada, sacan las cosas de su justa proporción, se centran en los aspectos negativos, se molestan con facilidad, y reaccionan siempre con mal humor. Todas estas actitudes ante la vida no dejan de ser un hábito, son aprendidas.

También es imperativo revisar nuestra forma de expresarnos; cuando valoramos positivamente las cosas y utilizamos un lenguaje positivo y motivador nos ayudará a sentirnos bien y mejorar nuestra autoestima. Por lo cual, revisar las actitudes diarias, observar como reaccionamos ante las experiencias negativas cotidianas y utilizar un lenguaje y pensamiento positivo hará que afrontemos con optimismo y mayor seguridad las situaciones.

PARA DESTACAR:

“El hombre no es más que el producto de sus pensamientos”. “Se convierte en lo que piensa”. Mahatma Gandhi.



¿Qué opinas de esto?