Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Paradojas de la realidad laboral

Opinión/ Por: Marcos Velásquez.


Opinión/ Por Marcos Velásquez.

FOCUS

El mundo laboral ostenta una realidad que a muchos es ajena de asirse.  Quizá, las personas que han iniciado su vida laboral, partiendo de una dinámica de trabajo donde su formación ha sido empírica, es menos extraña.

Cualquier realidad es singular, ella parte de las expectativas que tenga cada sujeto de lo que desea vivir, frente a la concertación que este haga con lo que se va a encontrar, porque se ha de subrayar que la realidad no se domina, a lo sumo, se vive.

En el mundo laboral, quien parte de una experiencia de vida en la que su formación ha sido empírica, la negociación y por ende el ajuste o acomodación entre las expectativas y el encuentro con lo que hay, es menos traumático.

Esto se debe a que quien se forma de modo empírico, tiene claro el “cómo se hace” y su negociación con la realidad laboral, recae casi siempre en el cliente, a quien le tiene que decir cómo hacer las cosas a partir de una asesoría previa y gracias a ello, le indica cómo tendría que pagarle sus honorarios y le permite cómodamente presentar un presupuesto para ejecutar el objeto de la obra.

Es decir, el sujeto empírico goza de un saber que lo autoriza a elegir su cliente, al igual que a elegir su trabajo, dado que su plus de disfrutar el hacer lo que le gusta hacer, está tácitamente asegurado, él solo tiene que someterse al desencuentro con los por menores e imprevistos de la tarea, y a la siempre cuestionada forma de pago y el humor de su cliente.

Estas personas en el mundo de hoy, son conocidas como freelance, las que por las particularidades de las dinámicas del mercado laboral, cada vez son más.

Pero aun hay personas que se someten a procesos de reclutamiento laboral.  La gran mayoría de ellas, por no decir todas, son las que se han formado en una academia, ya sea técnica o profesional.

Este tipo de personas, aunque hayan pasado por un número de horas de formación práctica, paradójicamente, no se vinculan en esa práctica al mundo laboral.  La sensación que dejan, la más de las veces, es que son personas que se prestan para hacer lo que en la organización les piden que hagan, sin poder afianzar en dicha labor, las formaciones teóricas adquiridas en su proceso académico.

Por ello, cuando están en el proceso de reclutamiento y son elegidos para realizar la entrevista, delatan en su discurso no solo su inexperiencia, sino su imposibilidad de negociar, dado que no saben de qué les están hablando, cuestión que hace compleja su llegada a la realidad laboral, dado que casi siempre quien se encuentra en ese lugar, tiene más expectativas por el monto del salario, que por el riesgo que corre de ser quemado en el mundo laboral, al someterse a unas funciones que pueden ser ajenas, o a sus expectativas, o a su formación.

Cada día las organizaciones son más exigentes y demandantes en los perfiles laborales, dado que el ritmo de producción reclama un ajuste casi preciso entre las funciones a desempeñar, la experiencia del candidato y la adaptación de este a la cultura organizacional, tres elementos que hacen parte de la realidad laboral.

Por insólito que parezca, las organizaciones son flexibles y se dan un compás de espera entre la acomodación del candidato en su proceso de adaptación a sus funciones y la demostración o adquisición de la experiencia en su dinámica laboral, que en el acoplamiento a la cultura organizacional.

De modo particular, el freelance poco desgaste tiene en este aspecto, dado que él realiza su tarea y continúa su camino.  Crudamente, esta persona no hace grupo.  No obstante, quien pasa por una academia y por ende se las ha tenido que arreglar con la convivencia en el grupo, cuando toca las puertas del mundo laboral, desconoce que la realidad más compleja a la que se tiene que enfrentar es a la de la cultura organizacional.

Twitter:

@MARCOS_V_M

@RRHHMARKETING



¿Qué opinas de esto?