Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Nuevas masculinidades: buen trato entre cordobesas y cordobeses

Por: Francisca Sánchez Gomez


Opinión. Las asociaciones, empresas e instituciones que conforman la alianza ‘Ni a mí, ni a ninguna’, que cuentan con el apoyo de la cooperación internacional que hace en presencia en el Departamento de Córdoba, han venido afianzando la equidad e igualdad entre hombres y mujeres como mecanismo para abolir la discriminación y todos los tipos de violencia que viven las cordobesas.

Uno de los objetivos planteado por la alianza es dar a conocer todo lo relacionado con las nuevas masculinidades que busca eliminar el estereotipo del más fuerte entre hombres y mujeres, cambiando el imaginario machista que ha imperado donde lo masculino es asociado con la violencia, el dominio, la fuerza; y la femenina como la sumisa, obediente, cuidadora y responsable del hogar conllevando este estereotipo a la desigualdad de género y aumentar la discriminación y violencia de todo tipo en las mujeres.

A través de las nuevas masculinidades se promueve entre cordobesas y cordobeses tratos igualitarios en todos los ámbitos. Con acciones de socialización, talleres, representaciones, reflexiones entre hombres campesinos y citadinos que han participado con el compromiso de abolir los imaginarios que se les han inculcados desde su nacimiento y han atropellado a la mujer, de igual manera ser replicadores entre su género y con las mujeres para asumir el buen trato entre hombres y mujeres.

La Red de Mujeres Comunales y Comunitarias de Córdoba (Rosmuc) es una de las organizaciones que hace parte de la alianza ‘Ni a mí, ni a ninguna’, nuestra organización viene desarrollando en todo el territorio cordobés acercamientos con las comunidades para dialogar sobre las nuevas masculinidades, este ejercicio nos ha permitido no solo empoderar a más mujeres sino cambiar la visión de hombres de todas las edades.

Poco a poco hemos ido trabajando, aún falta mucho y con Ni a mí, ni a ninguna, todas y todos, seremos más fuertes para cambiar los imaginarios.

Hoy nuestra invitación a hombres y mujeres es incidir en paridad y así incrementar la amistad masculina desde otra perspectiva que no sea violencia o bullying. Por un territorio con igualdad y equidad de género.



¿Qué opinas de esto?