Noche mágica en el Jaraguay

Por: Melanie Wanke


Opinión. Muy temprano en la mañana, previo al duelo entre Jaguares y Equidad, el ´mago´ vaticinaba lo que iba a ser una noche mágica en el Jaraguay. El 10 afinaba su ´varita´ y le daba un poder sobrenatural a esa zurda que tantas alegrías ya le había dado a la afición cordobesa.

Mojica posteaba un mensaje que sería la premisa de lo que ocurriría después de las 6:00 P.M. en el terreno de juego del máximo escenario del fútbol de Montería. “Día de victoria. ¡VAMOS!”.

Y es que fue una noche donde, como por arte de magia, Jaguares rompió el hechizo de las cinco derrotas al hilo que acumulaba en la Liga Dimayor y de la mano de Harrison Mojica materializó la victoria con dos GOLAZOS que sacó de su sombrero.

Como en el equipo del 2014 del mismo profe Suárez, los ‘celestes’ hicieron respetar su casa. El conjunto demostró un cambio importante en el estilo de juego, pasó de enfrentarse a su rival directamente para dedicarse a la posesión del balón, uniendo sus mejores hombres para salir desde el área propia y así llegar al último cuarto de cancha con superioridad numérica.

En el encuentro se observaron asociaciones de gran nivel como los protagonizados por los laterales Alba y Saldaña, quienes constantemente hacían cambios de frente para Guisao y García, y estos a su vez crearon oportunidades claras para que el trabajo de los atacantes fuera más sencillo.

Es de destacar, el trabajo de recuperación desde la primera línea de volantes por parte de Sierra y Anchico, quienes estuvieron siempre atentos para interceptar los ataques que La Equidad proponía con Zapata y Mier. (Hay que apuntar que los ‘aseguradores’ tienen la ofensiva más letal del torneo con 19 goles).

Gran trabajo del conjunto de Alberto Suárez, que nos hizo recordar las mejores noches de aquel Jaguares del 2014, pero que esta vez contó con una zurda mágica que nos empacó tres puntos vitales en el bolsillo. El ‘felino’ no aguantaba una derrota más.

Para destacar:

1. El trabajo desde lo anímico de Suárez, que con prácticamente el mismo equipo que jugó ante Pasto, cambió totalmente la actitud de los jugadores.

2. El estado de la cancha no puede ser utilizado como una excusa en contra de Jaguares. Hoy fuimos tendencia y NO por los goles, sino por el deplorable estado de la grama del Jaraguay.



¿Qué opinas de esto?