Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Mujeres nuevas y resilientes

Por: Darys Garnautt Pastrana | Cabildo Indígena María Solipá


En su columna Consuelo Vélez se refiere al lenguaje excluyente en la canción ‘Hombres Nuevos’, el cual  cambia a ‘Mujeres Nuevas’ después de una adaptación hecha por el sacerdote jesuita Cristóbal Jones y la cantante Patricia Abarca, esto muestra el gran avance en la utilización de un lenguaje incluyente no sexista aun en ambientes religiosos. La columna es pertinente en estos tiempos de lucha por cerrar la brecha en la igualdad de género.

Las mujeres nuevas y resilientes, sí, esas que han resurgido de entre sus propias cenizas, cenizas que dejaron las violencias a las que fueron sometidas y aunque parecía que ya era el final gracias a su fuerza y deseos de lucha se convirtieron en gestoras de una vida nueva para ellas, sus familias y la sociedad en general. Estas mujeres nuevas abundan en nuestros territorios viven de forma anónima y no necesitan que se les esté reconociendo nada, ni que se les exalte por crear vidas nuevas, son heroínas silenciosas cuya más grande satisfacción es que logran paridad en derechos y oportunidades para seguir levantándose e imponerse a toda adversidad que la indolencia humana les presente.

¿Cuáles son esas cenizas? Se preguntarán. Lastimosamente a muchas el patriarcado las ha golpeado con fuerza y han sido víctima de todos los tipos de violencias y en diferentes grados de agresividad. Estas mujeres nuevas están organizadas, tienen redes, alianzas, equipos de trabajo para hacerle frente a todo aquello que  les es adverso por eso juntas y con la ayuda y el apoyo mutuo le gritan al mundo: ¡Ya no más!  ¡Ni a mí, ni a ninguna!

Estas mujeres son constructoras de paz, de ambientes armónicos para la convivencia porque no solo quieren crear una mejor vida para ellas sino también para los hombres que están a su alrededor y si algo comprueba la nobleza de la mujer es que en este proceso de resiliencia incluyen a los hombres que están a su alrededor siendo este casi siempre el agente violentador. Aunque también hay “hombres nuevos” que están en contra de las violencias contra las mujeres y se han decidido a respaldarlas en su tarea de pelearse las oportunidades y derechos que le han sido arrebatados arbitrariamente durante tanto tiempo.

Cuando hablo de mujeres nuevas y resilientes recuerdo a  “Bella”, quizá algunos la conocen; ella luchó contra todas las adversidades, logró organizarse junto a otras mujeres víctimas de violencias y ha liderado procesos de aprendizaje, emprendimiento y autosanación a través del arte, la literatura, la fotografía. No la ha tenido fácil y sobre todo porque aún la persigue el fantasma de la violencia, pero su esfuerzo le está ganado oportunidades a muchas de las mujeres  porque las está ayudando y hoy día algunas de ellas están a punto de adquirir su título de profesional, tienen un techo dónde vivir y medios para ganar ingresos económicos para ellas y sus familias.

Otras mujeres empezaron de cero proyectos de emprendimiento en artesanías y son reconocidas emprendedoras que buscan construir vidas nuevas y garantizar a toda la sociedad mejores oportunidades. Otras estamos organizadas liderando procesos para visibilizar la lucha de todas por la reivindicación de nuestros derechos y alzando la voz para pedir que no se nos siga violentando. Así llegamos a la alianza “Ni, a Mí, Ni a ninguna” y de la mano del PNUD, OIM, la empresa privada, academia, medios de comunicación hemos encontrado eco en nuestro trabajo social.

Algunas otras mujeres nuevas hoy día hacen incidencia política y están aspirando a cargos públicos de elección popular, con el objetivo de buscar garantizar desde esos cargos mayores y nuevas oportunidades para el empoderamiento femenino y disminuir la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres. Son muchas más las que están por ahí unidas, trenzadas, aliadas y espero algún día poder visibilizarlas a todas, ojalá  sea en este medio, y así con su ejemplo todas y todos nos animemos a no obligarlas a reinventarse sino a aprovechar su fuerza y su voluntad para construir un mundo más equitativo  y justo para las mujeres.

“Quiero compartir lo bien que se siente escuchar Mujeres y Mujeres nuevas (en lugar de hombres nuevos, nombre de la canción original) invitadas a ser gestoras de transformación de la historia” doctora Consuelo Vélez G. columna Huellas, revista Iglesia Sin Fronteras # 435 de septiembre 2019.



¿Qué opinas de esto?