Mujer con mujer, hombre con hombre, hombre con mujer, en el mismo sentido

Por: Fabián López Saleme“…Nuestros nietos del futuro juzgarán a los homofóbicos del presente como una vergüenza para la especie humana, justo como hoy nos avergüenza que algunos españoles del siglo XV defendían que los negros y los indígenas no tenian alma, que no eran humanos”...


Por: Fabián López Saleme
Por: Fabián López Saleme
“…Nuestros nietos del futuro juzgarán a los homofóbicos del presente como una vergüenza para la especie humana, justo como hoy nos avergüenza que algunos españoles del siglo XV defendían que los negros y los indígenas no tenian alma, que no eran humanos”
Visto en el muro de Tir Nan Og

“…no existe ningún riesgo para la salud y el bienestar de los menores de edad derivada de la adopción por parte de parejas del mismo sexo…”
Ministerio de Salud.

Hace pocos días me levanté de la cama y como es mi costumbre prendí la estufa, monté el agua y me dispuse a colar el café. Encendí la radio para escuchar las noticias. Me sorprendió escuchar grandes líderes nacionales con frases como “Estamos defendiendo la familia” o “La Corte Constitucional atenta contra la familia con este fallo” .

Ante estas palabras me asusté porque mi sentido común me indica que uno defiende algo cuando está bajo amenaza o es atacado por algo o por alguien. Me imaginé que en un acto de locura los Magistrados de la alta Corte habían emitido un fallo prohibiendo que las personas que así lo quisieran se casaran o lo que es peor, que tuvieran hijos.

En otras palabras, que eran ellos quienes atacaban la familia. En mi desespero corrí al computador, y en la red busque de qué se trataba. Lo encontré. La algarabía era porque la Corte Constitucional en un fallo de tutela le permitió a una señora adoptar a un menor, hijo biológico de su pareja del mismo sexo.

El discurso de quienes se rasgan las vestiduras diciendo que se oponen a estas decisiones porque están defendiendo la familia es infundado. Lo que ellos realmente defienden es la familia tradicional, nosotros propugnamos una familia más humana y menos religiosa porque, en casos como este imponer lo tradicional como lo único verdaderamente correcto sería una afrenta contra los derechos humanos.

Quienes compartimos este tipo de decisiones de la corte tenemos un concepto más amplio de familia porque la vemos como el núcleo fundamental de desarrollo de los individuos en un ambiente de solidaridad, ayuda, respeto, amor y apoyo y la sexualidad y el sexo no son determinante en estos aspectos. Estos principios se pueden enseñar en familias cuyos padres son de diferente o del mismo sexo.

Existen familias heterosexuales hermosamente constituidas, como también hay las que son un desastre, maltrato al menor, abandono, violencia física y sicológica entre los padres, en fin. Pero el estado tiene entidades que se encargan de proteger a los menores en estos casos. Las familias conformadas por parejas del mismo sexo no están libres de estos controles por parte del estado. Sin un niño no se está desarrollando de manera ideal en su núcleo familiar el estado debe actuar sin importar si los padres son hetero u homosexuales.

Los traumas reales surgen entre niños a los que se les amenaza con un infierno en el que arderán por toda la eternidad si no se portan bien. Irónicamente quienes se oponen a este tipo de adopciones son quienes más promulgan estos castigos. A ellos les recuerdos que para Griegos de la talla de Aristóteles la esclavitud era algo completamente “ Natural” y liberarlos constituía una práctica contra natura.



¿Qué opinas de esto?