www.radio.larazon.co

Mantenga la calma y siga adelante

Opinión/ Por: Marta Sáenz.


Opinión/ Por: Marta Sáenz Correa

La próxima vez que se sienta estresado debido a la presión en el trabajo, abrumado por los desafíos de la vida o lleno de pánico por los problemas que parecen no tener solución, busque esta guía: Mantenga la calma y siga adelante, del profesor de psiquiatría y ciencias de la conducta Mark A. Reinecke, quien nos plantea que la ansiedad es inevitable, la necesitamos para sobrevivir.

La vida puede ser difícil, el miedo, la ansiedad y la preocupación se originan de sentimientos de vulnerabilidad y se magnifican debido a una pérdida de fe y esperanza en el futuro. No subestime el poder de la preocupación, la ansiedad y el miedo. En el momento apropiado pueden desempeñar un papel positivo e incluso esencial en su vida, o en otras ocasiones pueden ser perturbadores e incapacitantes. Lo importante es que usted no tiene que ser una víctima de estas emociones desagradables y puede controlar la manera como vive su día a día.

Aceptar que el futuro es incierto, es tal vez la lección más difícil de todas. Todos queremos sentirnos seguros y saber que nuestro futuro y el de nuestros seres queridos serán buenos. Cuando nos enfrentamos con el peligro o con lo desconocido buscamos seguridad, queremos una garantía. El futuro se desconoce, por lo que todos necesitamos aumentar nuestra tolerancia a la ambigüedad y a la incertidumbre. Aunque la vida es impredecible, usted domina las decisiones que toma y la manera cómo percibe los sucesos. No olvide que usted está detrás del timón en este viaje por la vida. La seguridad viene de aceptar la ambigüedad y reconocer que puede manejar cualquier situación que la vida le traiga.

Indica el autor que cuando nos ponemos ansiosos, solemos interpretar de forma equivocada los sucesos al magnificar la gravedad de las cosas, pasando por alto las evidencias de seguridad y prestando atención de manera selectiva a las señales de peligro. Estos sesgos en la percepción y en las distorsiones cognitivas pueden aumentar nuestra ansiedad. La más incapacitante de las distorsiones es tener la creencia de que existe una solución optima y que nada diferente de lo óptimo es aceptable. La búsqueda de soluciones perfectas puede aumentar nuestra ansiedad a medida que el futuro se nos revela.

Para finalizar, nos precisa Mark A: actuar de manera reflexiva para resolver los problemas, tener relaciones cercanas en las cuales nos podamos apoyar, y llevar una vida equilibrada también le permitirán abordar los desafíos de la vida con esperanza y confianza. Aunque estas recomendaciones no evitará las perdidas, el estrés, o el desconsuelo, si pueden aliviarle la ansiedad y le permitirán mantener la calma y seguir adelante.

PARA DESTACAR:

“A menudo estamos más asustados que heridos, y sufrimos más en nuestra imaginación que en la realidad”: Seneca.



¿Qué opinas de esto?