Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Los fracasos son oportunidades para aprender

Por: Marta Sáenz Correa Leyendo un poco de todo me encontré en portafolio.co el artículo: ” El arte de fracasar” cuyo contenido hace especial énfasis en la necesidad de fracasar para triunfar; saber perder es un arte que practica todo triunfador cuando asume los fracasos...


MARTA SAENZ CORREA
Por: Marta Sáenz Correa

Leyendo un poco de todo me encontré en portafolio.co el artículo: ” El arte de fracasar” cuyo contenido hace especial énfasis en la necesidad de fracasar para triunfar; saber perder es un arte que practica todo triunfador cuando asume los fracasos como aprendizaje. Errar es normal, equivocarse no es perder y hay que aprender de los mal llamados fracasos.

El fracaso y la crisis son la manera que tiene la vida de enseñarnos a caminar por territorios que de otro modo nunca habríamos descubierto. Charles Dickens decía que el fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender. Con frecuencia afirmamos que hemos tenido muchos fracasos, cuando en realidad lo que hemos cometido son errores. Gran diferencia el fracaso del error, pues el error es una fuente de aprendizaje y el fracaso se suele utilizar para una persona que ya tiro la toalla y que no puede aprender. ¿Quién no ha cometido errores en su vida, en lo laboral, en lo familiar, social, en lo personal?

Aprender de los errores, superar la adversidad, madurar, es cuestión de actitud y carácter.  Debemos tener la humildad para reconocer nuestros errores, para saber en qué somos buenos o tenemos fortalezas y en que no. Cada adversidad nos obliga a superarnos, crecer ante las dificultades y hacernos más fuertes.

En ocasiones nos paralizamos ante el fracaso, y no sabemos qué hacer; contábamos con un nuevo cargo, una relación, u oportunidad, y las cosas no resultaron, nos sentimos tristes y depresivos, y si nos dejamos llevar por estos sentimientos  sin darnos el tiempo para poner en perspectiva lo que ha sucedido, podemos vernos atrapados en autocriticas, quedando nuestra vida en pausa y estancada.

La palabra fracaso conlleva mucha emoción negativa, ¿qué tal si miramos el fracaso de otra manera? El fracaso es uno de los pasos que se deben dar cuando vamos avanzando por el camino hasta el éxito. Cuando intentamos algo y no resulta, se nos presenta la oportunidad de aprender y fortalecernos para dar nuestro siguiente paso. No es el fin del mundo, no es malo, no refleja nada negativo de ti. Cuando no resulta algo y si aún seguimos vivos después de ello, lo que estamos más fuertes y sabios para enfrentarnos a lo próximo que viene. La vida se trata de ir avanzando paso a paso hacia nuestro sueño, y parte de ese camino es ir adquiriendo las herramientas que necesitas para lograrlo.

¿Qué tal que nunca fracasáramos? El propósito del fracaso es ayudarnos a crecer, aprender, y fortalecernos para convertirnos en la persona merecedora de nuestro sueño, es decir, el fracaso es parte integral del éxito. Para enfrentar esta situación con fuerza, valentía y aprovechar al máximo la oportunidad de alcanzar tu meta, te presentamos las siguientes recomendaciones: acepta la responsabilidad por cosas que suceden en tu vida, es que en tus manos está la posibilidad de modificarlas para una siguiente vez.

No te culpes, recuerda que todo es un camino de crecimiento, un fracaso no dice nada malo de ti, es solo un paso más dentro de varios que vas a tomar para conseguir tu meta; estas desarrollando tu potencial  y cada paso te hace más fuerte para alcanzarlo.

Intentar conseguir la misma meta de forma distinta, pero con una nueva estrategia, decide lo que quieres hacer y comienza a pensar en un plan para conseguirlo con la confianza de que estas generando una nueva oportunidad para ti. Para finalizar no sientas vergüenza de pedir ayuda, a veces olvidamos que tenemos personas a nuestro alrededor que estarían dispuestas a ayudarnos.