www.radio.larazon.co

Los apegos te impiden ser libres

Por: Marta Sáenz Correa


El apego es como una adicción, sientes que no podrías vivir sin ciertas cosas, que las necesitas para sentirte bien y que si te faltasen prácticamente podrías morir. Cuando las cosas nos importan tanto nos convertimos en sus prisioneros y perdemos la libertad. El apego es una carga que te va impedir ser la persona que deseas. Walter Riso explica muy bien el concepto de Apego: vínculo obsesivo con un objeto, idea o persona que se fundamenta en cuatro creencias falsas; que es permanente, que te va a ser feliz, que te va a dar seguridad total y que dará sentido a tu vida. Cuando tienes un vínculo de este tipo, no estás preparado para la pérdida y no aceptas el desprendimiento.

Afirma Riso con contundencia que: el apego es el mayor motivo de sufrimiento de la humanidad. El psicólogo tiene claro que, si consideras que algo o alguien en tu vida es indispensable para tu felicidad, tienes un grave problema porque estás a la sombra de tu amo. Si el apego corrompe, pierdes tu dignidad, tu respeto, tu libertad, tus valores más esenciales; pierdes tranquilidad porque una de las características del apego es el miedo a perder aquello que deseas; y, finalmente, pierdes la alegría. Tu mente está tan metida en algo que pierde la posibilidad de disfrutar la vida con muchas otras cosas, te absorbe.

El apego busca seguridad en lo externo, pero nada externo puede proporcionarte lo que sólo puedes encontrar en tu interior. El apego genera miedo y escasez, y surge como consecuencia del sentimiento de escasez; sólo si sientes que tienes poco, tienes la necesidad de apegarte a ello. Estar apegado a algo o a alguien implica creer en la escasez ya que pensamos que si lo soltamos no volveremos a poder disfrutar de ello. La abundancia es una energía sutil que exigirá de ti desapego.

El desapego no implica que renuncies a tus deseos, solo estar presente para observar que ofrece la vida en cada momento. Ser desapegado es, en cierto modo, ser un subversivo del orden establecido.

Practicar el desapego significa deshacerse de las ataduras que crean el miedo a la pérdida y el sufrimiento, y vivir con mayor intensidad el presente, siendo plenamente conscientes de que es lo único que tenemos. Actuar desde el desapego significa hacer las cosas sin preocuparse por el éxito o el fracaso; no renunciamos a la intención de cumplir nuestros deseos sino al interés obsesivo por los resultados.

PARA DESTACAR:

El origen del sufrimiento es el apego, que crea la ilusión del ego. Buda.



¿Qué opinas de esto?