Los 5 puntos para fortalecer la agenda de género en Sucre

Por: Mario Ruiz Soto


Opinión. Ninguno de nosotros veremos la paridad de género: es la conclusión del Índice Global de Brecha de Género de 2020, argumentando que faltan aproximadamente 100 años para ello. Si quieremos avanzar en este sentido, todos los esfuerzos son necesarios. Por eso, en este contexto de cambios de gobierno, es una oportunidad para hacer algunos aportes que permitan afianzar el rol de la mujeres en el departamento de Sucre.

  1. Fortalecer la Secretaria de la Mujer del departamento. La creación de esta secretaría, fue quizás el logro más importante de la saliente administración. Cómo apenas empieza, se requiere entregarle dientes, para que fortalezca la agenda de género en Sucre. Debería liderar una estrategia para que se lleve esta experiencia a nivel municipal. ¿Por qué no una Secretaría en Sincelejo?, por ejemplo.
  2. El presupuesto público para la paridad es imperativo. Toda acción pública que no tenga presupuesto, es generalmente un saludo a la bandera. La paridad requiere de recursos públicos para que puedan verse resultados. El plan de desarrollo nacional 2018-2022, trajo el “trazador presupuestal para la equidad de la mujer”, que obliga a las entidades nacionales a asignar presupuestos para este propósito. Si bien no es una exigencia a las gobernaciones y alcaldías, un buen paso sería visibilizar los presupuestos en acciones concretas. ¿Se le miden los alcaldes/as y gobernador a esta propuesta?
  3. Gabinetes más allá de la obligación legal. La ley 581 de 2000, establece un mínimo un 30% de mujeres en los cargos de decisión. El informe de ley de cuotas de la función pública de 2018, estableció que Sucre ocupó el penúltimo lugar, solo superado por Guaviare. En suma, sólo el 32% de los cargos públicos de decisión fueron ocupados por mujeres. El caso de la Alcaldía de Sincelejo, por ejemplo, fue el más dramático. Sólo el 20% de los cargos de máxima decisión fueron ocupados por mujeres. Ocupó el último lugar de las capitales de Colombia. Incumplió la cuota, y a su vez, se envió, el mensaje equivocado. Necesitamos avanzar en una cuota paritaria. La presencia de mujeres en el gabinete fortalece la agenda pública.
  4. Una agenda decidida contra las violencias de las mujeres. Las violencias contra las mujeres son una problemática silenciosa, pero letal. Por ejemplo, según los datos de la Polícia Nacional, desde el 1 de enero al 30 de noviembre de 2019, se han presentado 1070 casos de violencia intrafamiliar. En 8 de cada 10 casos la víctima es mujer. Es urgente revisar el funcionamiento de las rutas de atención, y sobre todo, hacer que funcionen. Las instituciones deben incluir de manera prioritaria en su agenda, e impulsar programas de prevención.
  5. Más empoderamiento político y económico. Sólo el 20% de las alcaldías de Sucre serán administradas por mujeres en los próximos 4 años (5 alcaldesas en Sucre). Desde el punto de vista económico, hago énfasis en la tasa de desempleo. El caso de las mujeres es casi el doble que el de los hombres (DANE, 2019). Aquí hay dos razones para seguir trabajando en procesos de formación política para mujeres cuyo resultado sea tener más mujeres en los escenarios de decisión. Además, impulsar iniciativas que vinculen a las mujeres a actividades ecnómicas, sobre todo en la zona rural.

Seguramente habrán más temas por abarcar, pero estos son algunos puntos que dejo para el debate de la elaboración de planes de desarrollo departamental y municipales. En donde debemos tener un consenso en Sucre, es que la agenda de género no puede ser exclusiva de las mujeres, los hombres debemos involucrarnos para lograr la paridad. ¡Es hora de avanzar hacia la paridad!

 



¿Qué opinas de esto?