Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Lo que trae la Ley que dio ‘dientes’ a la Supersalud

Por: William Mercado


Opinión. A finales del año anterior se libró ante el honorable Senado de la República la maratónica presentación del Proyecto de Ley con el que sería fortalecida la Superintendencia Nacional de Salud, y se le darían nuevas herramientas o “dientes” para que sus actuaciones tuvieran mayor peso e incidencia en la dinámica actual del sector salud.

Una vez surtidos y pasados los debates reglamentarios, el 8 de enero del año corriente se sancionó la Ley 1949 de 2019.

Como novedades se encuentran, la reestructuración e incremento significativo de las multas que podrán ser impuestas por esta entidad a sus vigilados, las cuales van entre los doscientos (200) y ocho mil (8000) SMLMV para personas jurídicas y para las personas naturales entre los cincuenta (50) y los dos mil (2000) SMLMV.

La imposición de multas sucesivas, es decir, que si existe recurrencia en el incumplimiento de una orden o instrucción impartida por la Supersalud, esta podrá ser amonestada las veces que sean necesarias, hasta cuando actúe conforme a lo ordenado, hasta tres mil (3000) SMLMV en el caso de personas jurídicas y hasta trescientos (300) SMLMV, para las personas naturales.

De igual forma, la Superintendencia Nacional de Salud, podrá remover de sus cargos a los representantes legales y/o revisores fiscales de entidades públicas o privadas, siempre y cuando se les compruebe que incurrieron en conductas violatorias del sistema general de seguridad social en salud.

A partir de la entrada en vigencia de esta Ley, la Superintendencia Nacional de Salud podrá asumir la competencia preferente, en aquellos asuntos que sean de su competencia, lo cual incluye a los prestadores de servicios de salud en lo relacionado con el cumplimiento de las condiciones de habilitación.

También se espera que con la Ley sancionada, la función jurisdiccional de la Supersalud, por fin comience a operar como debe ser, para lo cual, además de lo estipulado en esta, deberá robustecer su capacidad institucional, para así responder en los términos establecidos y no continuar siento una instancia donde mueren los procesos que son allegados, y por consiguiente las esperanzas de quienes acuden a ella pensando en que será su salvavidas.

En términos generales, se hizo énfasis en lo relacionado con darle mayor seriedad a la institución aumentando las sanciones pecuniarias, supongo que aplicando la lógica, de que cuando se toca el bolsillo es cuando más duele, y por lo tanto se evitaría cometer acciones que contradigan lo normado. De la misma forma se amplió el rango de acción, dándole un poco más de claridad, definiendo algunos límites.

Aún quedan por reglamentar varios aspectos de la Ley para los que se definió un término en la misma, a fin de que se clarifique aquello que así, tal y cómo está planteado, podría generar interpretaciones confusas.

Al parecer el Superintendente Nacional de Salud, cumplió con la tarea que se propuso una vez asumió el cargo, ahora todos esperamos ver una entidad realmente fortalecida, que infunda respeto y a la que se le responda reconociendo en ella la autoridad que representa.



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?