Lecciones del COVID 19, al sistema educativo del departamento de Córdoba

Por: Rodrigo Acevedo Marsiglia.


Durante la pandemia alumnos y educadores, se vieron en la necesidad de acudir a la virtualidad como una herramienta pedagógica que permite, la continuidad del calendario académico , logrando adaptar el cronograma de actividades en línea y de manera rápida; pasados los meses de confinamiento , es el momento de reflexionar , sobre el impacto que el COVID 19 ha generado en el sistema educativo del departamento de Córdoba y considerar las lecciones que se pueden aprender para mejorar su funcionamiento.

1.
Se ha podido establecer que el número de horas frente al computador, genera agotamiento tanto para docentes, como para alumnos, si bien esta ha sido la forma de orientar las clases, sería bueno que, en caso de no regresar a clases, con el modelo de alternancia, el proceso de impartir las guías, se articule con actividades prácticas que contribuyan a reducir los niveles de agotamiento emocional y físico.

2.
La pandemia, permitió ver de una manera más amplia, la problemática de acceso digital que sufre el departamento de Córdoba, principalmente en la zona rural, no todos los alumnos tienen acceso a la tecnología necesaria para conectarse a las clases en línea. Situación que genera en los estudiantes desanimo para continuar con su proceso de formación; esta realidad debería ser tomada en cuenta por el gobierno departamental y las secretarías de educación, como la motivación fundamental para gestionar iniciativas y proyectos que garanticen la calidad de educación en las zonas rurales del departamento.

3.
El confinamiento ha hecho notable la importancia de la familia, como parte fundamental de la comunidad educativa, por lo cual, el cuerpo docente y directivos docentes, deberían incluir la participación permanente de la familia en los procesos de enseñanza aprendizaje, la opinión y el apoyo de la familia ha sido fundamental para el aprendizaje en línea, así mismo debe ser de manera presencial.

4.
Otra enseñanza que nos ha dejado la pandemia del COVID 19, es la importancia de la salud mental. Debido a que el mundo está pasando por un duro momento de manera colectiva, es más sencillo hablar sobre aislamiento, las emociones que esto ha provocado y cómo cada persona sobrelleva la situación de diferente manera. Esta apertura debería permanecer más allá de la pandemia, independientemente de cómo se vea la educación en el futuro. En cada nuevo modelo o política educativa, debería tomarse en cuenta la salud mental no sólo de los estudiantes, sino también la del profesorado, personal no académico y de apoyo, así como también desarrollar estrategias que beneficien su bienestar mental.

Lea también  “Dar la vuelta al modelo de desarrollo”: papa Francisco I

5. Debido a la cuarentena, el acceso a la naturaleza y al aire libre ha sido limitado, esto ha generado en la humanidad un sentimiento de aprecio y valor al entorno que nos rodea; Es importante que los colegios y los centros educativos del departamento de Córdoba fomenten en la comunidad educativa un vínculo entre productividad, consumo y naturaleza. Incluida en los currículos y cronograma de actividades a fin de conservar su protección.

Aunque el año escolar está terminando en muchas partes del mundo, es importante comenzar a cuestionarnos sobre qué pasará Ante la posibilidad de un regreso a clases presenciales, sería bueno que los directivos docentes y docentes en general, cuestionen si están dispuestos a modificar el plan de estudios, el modelo educativo, para asegurar que los alumnos se puedan adaptar a la “nueva normalidad” en el aula, de manera que se puedan concentrar y participar en clase sin temor de contagiarse.

Lea también  La importancia de ser uno mismo

Finalmente vale la pena anotar que, la pandemia ha desatado una crisis de ansiedad, miedo y sentimientos de aislamiento en los alumnos, por lo que se necesita que educadores, gobierno nacional y departamental desde sus secretarias de educación y personal académico, colaboren en la construcción de un sentido de comunidad a través del aprendizaje remoto. Este esfuerzo debería de permanecer una vez que se regrese a clases presenciales.



¿Qué opinas de esto?