Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Las relaciones comerciales y laborales del Siglo 21

Por Marcos Velásquez.


WHISKY

En la Era Digital se requiere de un estilo de pensar adaptado a la realidad que ella impone. No se trata de pensar diferente, se trata de pensar como el nuevo discurso lo demanda.

Se ha planteado entonces, que el Siglo 20 feneció en la década de los 90`s, aduciendo que a raíz de la WWW y todos los desarrollos de la tecnología en materia de comunicación, las cosas han venido cambiando. Sin embargo, sería algo ligero llegar a pensar que los cambios materiales son suficientes para que la transformación de una sociedad se presente.

Gracias a ello, aunque ya estamos viviendo el Siglo 21, aun hay personas que creen vivir en él sin notar que aún piensan, y por ende viven, en el Siglo 20.

Planteo que la disrupción digital hace cambios estructurales en la sociedad a partir de los estilos de pensar de la economía, del trabajo y de la interacción social.

La economía cambia a partir de la trascendente y cada vez más firme incorporeidad del dinero. Hoy el dinero físico circula en los mercados más artesanales o primarios. Los grandes mercados hacen transacciones de modo digital.

El trabajo se torna cada vez más específico y si se quiere, dentro de dicha especificidad, más especializado. En otras palabras, hay que decirle adiós al “aserrador”, al sujeto que sin saber algo se las ingenia después de decir que sí sabe, para hacerlo, sin tener idea de lo que hace. Este tipo de sujetos quedan por fuera del mercado, dado que el mismo trabajo es el sustento de la palabra, de la credibilidad y de los principios éticos de la sociedad del Siglo 21.

Lo que está ocurriendo en estos giros de los estilos de pensar en el mundo laboral, es que una persona que hacía algo por razones más del lado de la presión social, que por sí mismo, está descubriendo que, una vez aprendido un oficio, puede combinarlo con el arte que siempre tuvo allí en su corazón, pero que no estimó por temores propios. A raíz de ello, están surgiendo poco a poco los polimatias del Siglo 21.

Solo sobrevivirán en el mundo laboral los que con su trabajo plantean lo que hacen. Los que alardean o los que se volvieron expertos en enlodar la labor de otro para ocultar su incapacidad, quedarán al descubierto, por ende, fuera del mercado.

Como la economía y el manejo de las transacciones migrarán cada vez más a lo digital, el trabajo especializado se tendrá que dar a conocer a través de los nuevos métodos conversacionales que implementa la hipertextualidad.

Es decir, las relaciones comerciales, como las laborales, se realizarán también a partir del entorno digital. Esto ayuda a disminuir costos, a crear valor de un modo en que el trabajo habla por sí mismo de quien lo hace y a generar interacciones sociales específicas según los intereses comerciales particulares.

De este modo, el marketing digital se torna en el discurso que engrana las relaciones comerciales y laborales del Siglo 21, así como la hipertextualidad será la ineludible alfabetización que hará posible que esta era que ya se está viviendo, se comprenda en nuestra sociedad.



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?