Las épocas turbulentas crean grandes líderes

Por: Juan Sebastián Quintero Mendoza.


Opinión. Si un hombre está llamado a ser barrendero, debería barrer las calles como Miguel Ángel pintaba o como Beethoven componía. Debería barrer las calles tan bien que todos los habitantes del cielo y de la tierra se detuvieran para decir: “Aquí vivió un gran barrendero que hizo bien su trabajo”. Martin Luther King JR.

Todos nacemos siendo líderes. Por desgracia, la mayoría de nosotros no explota esa capacidad. Esta cuarentena es el tiempo indicado para que saquemos lo más positivo en nuestros hogares, en nuestras familias, con nuestros amigos, y en nuestros trabajos.

Este es el instante justo para que nos convirtamos en promotores de la unión y la solidaridad. Es cuando se hace importante sacar a relucir la mejor parte de nosotros, y de mostrar la tenacidad que habita en nuestros corazones.

Vivimos un presente atípico, en el cual todos aquellos temas que nos dividían han pasado a un segundo plano,  porque en esta guerra invisible no importa raza, estrato social, color político o religión, ya que todos somos iguales y vulnerables a nuestro enemigo común: El Coronavirus.

Desafortunadamente, la condición económica de todos se encuentran afectada por una desaceleración que es resultado del cierre necesario de muchos sectores de la economía, y esto genera que aparezcan sentimientos de desagrado y de inconformismos en torno a las medidas adoptadas por el Gobierno nacional y los entes descentralizados, pero todo está soportado en una realidad científica, que señala que este es el momento clave para combatir el más grande enemigo biológico que ha enfrentado nuestro planeta en el siglo XXI.

Las decisiones que toman los mandatarios muchas veces tienden a interpretarse desde el lente nublado por la ansiedad colectiva provocada por muchos días cuarentena que han causado mucho sufrimiento; pero, a mi modo de ver son decisiones que nos conviene a todos en el mediano y largo plazo, y que deben ser acatadas no porque sean obligatorias o porque exista una sanción legal, sino,  porque es lo moralmente correcto en estos momentos.


Escuchar este artículo.

¿Qué opinas de esto?