Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Las corralejas representan el rezago cultural de Córdoba

Por: Mercy Osorio


Opinión. Era de esperarse que la fiesta de corraleja en Ciénaga de Oro, Córdoba, dejara un balance negativo con un reporte de 10 heridos y un menor de edad fallecido a causa de ser corneado por un toro.

Información que fue conocida en días pasados por la Policía Metropolitana de la ciudad de Montería.

El tema genera divergencias, algunos sustentan que las tradiciones son dignas de constituirse y mantenerse como costumbres para que sean adoptadas por las nuevas generaciones, sin embargo, esto no es un argumento justificativo para desaprobar estas prácticas heredadas de la época colonial, un periodo que fue ejemplo de la ausencia de los derechos humanos y de los animales, de la barbarie y de la autocracia con la que los monarcas tomaban las decisiones del futuro.

Este paisaje es un reflejo del retraso que tiene la cultura inmaterial del departamento, un territorio que apenas ha venido gestando la sofisticación y la innovación como otro camino para el desarrollo y la competitividad, esfuerzos que aún no le permiten ocupar un lugar privilegiado en el Consejo Privado de Competitividad (CPC) en Colombia, que según el informe del 2018, Bogotá y Antioquia siguen liderando el primer y segundo puesto.

Sin duda, existe un miedo a la reconstrucción social e identitaria, en esta época contemporánea es importante gestionar el pensamiento al ritmo en el que avanza la tecnología, parte de esto, nos invita a entender que las identidades tradicionales tienden a conservar un efecto de institucionalización, en el sentido del adoctrinamiento ideológico en las diversas esferas de la vida, chocando de manera conflictiva con las nuevas formas de ejercer la ciudadanía en la que se ven reflejadas las minorías que cada día exigen un reconocimiento a su diversidad.

Analizar la brecha generacional y su incidencia en la democracia participativa es un asunto público, es tarea del sector administrativo de la cultura en el departamento de Córdoba, desarrollar un mapeo colaborativo enfocado en la planificación cultural y urbana, que le de valor a las creencias de las comunidades, pero a su vez, fomente un debate respetuoso entre adultos y jóvenes sobre aquellas prácticas que hoy ponen en juego los derechos universales tanto humanos como animales.

Mientras gobierna el silencio en este tema y brilla la ausencia de voceros, las cifras de heridos, muertos, robos y crueldad con los indefensos toros y caballos siguen perpetuándose y naturalizando cada año.

Es triste que a nivel nacional el Congreso de la República no legisle sobre la tauromaquia, contrario a esto los nuevos magistrados tumbaron el fallo inicial del 2017 y despenalizaron las corridas de toro, aludiendo que hacen parte del arraigo popular de los municipios.

Este retroceso no solo representa la salvajada, los discursos de zoofobia, violencia, pobreza e injusticia disfrazadas de cultura, sino también, la incapacidad de crear en Colombia un estado democrático donde quepan las diferencias, exista participación y los derechos universales sean tenidos en cuenta en las resoluciones del mañana.

Para los jóvenes que no se rinden y sueñan incansables por ser escuchados, este 16 de enero se realizará un plantón en Cereté, a las afueras de la Alcaldía municipal, con el fin de solicitarle a la administración que no permita este tipo de eventos en dicho municipio.



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?